El azote del Camp Nou

  • Zidane regresa al Camp Nou, donde su balance durante los Clásicos fue muy bueno: 1 derrota de 5 partidos.
  • En el Camp Nou, marcó uno de sus famosos goles de vaselina que supuso encarrilar el pase a la final de la Novena.
  • El entrenador madridista afronta el Clásico con las ideas bien claras, y una apuesta en su once que le ha dado resultado: Casemiro.
FOTO: Agencias



Zinedine Zidane es un viejo conocido del Camp Nou y del FC Barcelona. No guardan demasiados buenos recuerdos del mago francés los culés, debido a las buenas actuaciones que firmó en sus visitas al feudo barcelonista.

El balance podría considerarse muy bueno: 2 victorias, 2 empates, y una 1 derrota. Si hay que destaca un actuación memorable, fue en aquellas semifinales de la Champions League, donde su gol de vaselina adelantó a los blancos, que luego resolvieron con un gol de McManaman. Lo que vino después, es de sobra conocido: la legendaria final de Glasgow

Posteriormente, Zidane volvería a ganar 1-2 en la Liga 2003-2004, con dos asistencias de gol. Solamente hay un borrón en la derrota que aconteció el año siguiente, donde el conjunto merengue perdió por 3-0. Salvo por eso, una trayectoria muy buena en las visitas al Camp Nou, 

Ahora el tiempo ha pasado, y ahora Zizou regresa a este campo como entrenador del Real Madrid, y con las ideas bien claras respecto a su once. La apuesta por Casemiro desde el tropiezo ante el Atlético de Madrid, han supuesto cinco victorias consecutivas, lo cual iguala los registros de Benítez, pudiendo superarlos si su buen hacer en el Camp Nou permite alcanzar la victoria a los blancos. Zidane no tendrá a toda la plantilla hasta el 31 de marzo, y por eso pretende que los dos entrenamientos previos al partido salgan a la perfección. Sus futbolistas ya conocen las consignas del entrenador para este partido.

En ese sentido, el cuerpo técnico ha tratado de trabajar las facetas tácticas y en especial, reforzar la moral para evitar que el 0-4 de la etapa Benítez pese demasiado sobre la plantilla. Las últimas declaraciones invitan a pensar en que el equipo ha olvidado los complejos con un mensaje claro: "hay que salir a ganar en el Camp Nou".

FOTO: Getty
La actuación del equipo, si es buena reforzará la moral de cara a la Champions, y quien sabe si serviría para tener opciones de pelear por la Liga hasta el final. Esta claro que el madridismo se agarra a su mito y leyenda para conducir al Real Madrid a lo que la afición más desea: vencer al Barcelona en su propio estadio.