Zidane toca la fibra emocional de la plantilla

  • Zidane ha dejado más de lado la cuestión táctica para el Clásico y se ha centrado en los últimos días en motivar a la plantilla.
FOTO: Getty

"Nos jugamos mucho todos, no son tres puntos, es el prestigio", esto es lo que ha dicho el técnico galo a la plantilla. Y tiene razón. Tras el asalto del Barça al Bernabéu el pasado noviembre en el que los culés marcaron 4 tantos al conjunto blanco, en ese entonces comandado por Benítez, el Real Madrid necesita defender el escudo, limpiar su imagen frente al mundo y que los jugadores tiren de orgullo. 

El pasado Clásico dejó marcado a jugadores como James, Isco y Cristiano, que no estuvieron al nivel esperado, y Zidane sabe que el partido puede no ser clave en el sentido de números ya que hay una abismal diferencia de 10 puntos en la Liga. Sin embargo, este partido será clave tanto para señalar a algunos jugadores como transferibles como para hacer que Zizou no estuviera la próxima temporada al mando de la armada merengue. La victoria sería una inyección de ánimos para una plantilla que no gana en el Camp Nou desde la temporada 2011/2012, época en la que Mourinho dirigía al Madrid. 

Nadie como Zidane sabe como se vive un Clásico en el Camp Nou, y esto puede ser una ventaja para mentalizar a los jugadores.