Bale hace de Cristiano

  • El Madrid sobrevió al inferno de Vallecas. Salió adormecido, pero sobrevivió tras una fenomenal remontada liderada por Gareth Bale, que marcó dos goles y creo sensación de peligro en todo momento. 
FOTO: Liga

El Real Madrid sobrevivió y remontó en Vallecas, donde se vio superado ampliamente en la primera parte. Los goles de Embarba y el venezolano Miku, pusieron al madridismo en plena tensión. La incredulidad se respiraba en el ambiente ante la inoperancia del Real Madrid y un once atípico. Bale antes del descanso consiguió recortar diferencias con un gol de cabeza de saque de esquina. Para colmo de males, Benzema se lesionó y tuvo que retirarse.

En la segunda parte el Madrid reaccionó pronto. Danilo respondió a su floja primera mitad con un centro espléndido que remató como si fuera un 9 de toda la vida el gallego Lucas Vázquez, poniendo el 2-2 en el marcador. El Madrid dio entrada a Modric para ir a por el siguiente gol y culminar la remontada, que se resistía, ante los intentos del Rayo por hacer lo propio. El gol llegó tras pérdida del mediocampo rayista, arrancada de Bale ante Amaya y remate cruzado que supuso el 2-3.

El Madrid no cerró el partido, y cedió alguna ocasión más al equipo de Jémez, pero finalmente se culminó la remontada. Resultado final 2-3, que mantiene vivo al Madrid en su pelea por la Liga.

El liderazgo de Bale: hoy no estaba Cristiano, pero si que estaba el galés, que fue totalmente decisivo y el "man of the match" con dos goles, un tiro al palo, y creando en todo momento la sensación de peligro que acabó por rematar al Rayo. Enorme.

La entrega de Lucas Vázquez: salió por la lesión de Benzema y revolucionó el partido con sus cambios de ritmo, desborde, y lucha. De su testa nació el 2-2 que supuso el empate.

La tristeza del Rayo: tras su enorme partido, el equipo de Paco Jémez salió derrotado frente al equipo de Zidane, que pese a toda su fe y ganas de ganar para asegurar la categoría, tendrán que esperar al próximo partido para volver a intentarlo.

La casta del Real Madrid: pese a ir perdiendo 2-0 y una imagen penosa, el Real Madrid de Zidane no se rindieron y alentaron a sus jugadores para creer en la remontada, que al final a base de fuerza y ganas de logró. Siguen vivos en la Liga, acechando a sus rivales.