Con deberes para el Bernabéu

El partido fue a todas luces una batalla en el medo campo, en el que ninguno de los dos equipos prefería arriesgarse a recibir un gol. En los primeros minutos el City tuvo mayor peligro a base de robos y contras ante las pérdidas del Real Madrid. La salida de Silva lesionado, perjudicó el control del balón del equipo de Pellegrini.
FOTO: AFP
En la segunda parte, el Madrid comenzó a aproximarse al área rival, pese a la salida del campo de Benzema por Jesé, del que se desconoce su estado ahora mismo. El canario estrelló un balón en el larguero de cabeza, que pudo ser decisivo. La ocasión más clara la tuvo Pepe, cando estrelló el balón a bocajarro contra Hart a la salida de un córner. El partido se mantuvo así hasta el final, dónde De Bruyne en la prolongación tras una gran jugada, creó peligro que fue detenido por Carvajal, a costa de una amarilla.