La eficacia del PSG deja al Madrid sin final

  • El juvenil A cayó  por 3-1 en las semifinales de la Youth League ante un PSG muy eficiente, pero no superior
FOTO: Pedro Castillo/Real Madrid


El conjunto de Santiago Solari cayó por 3-1 en las semifinales de la Liga de Campeones juvenil, ante un PSG que supo aprovechar sus ocasiones y hacerse con el partido en los minutos finales, con un Madrid volcado.

El comienzo del choque ya hizo ver que las cosas no iban a estar de cara para los madridistas, ya que en el minuto 4, el PSG se adelantó en el marcador gracias a un gol en propia puerta del lateral madridista Achraf Hakimi, que al intentar interceptar un centro desde la banda acabó introduciendo el balón en su arco involuntariamente.

Los blancos, pese al duro e inesperado traspiés, se iban a hacer con el mando del partido en los minutos posteriores. El dominio se tradujo en un penalti sobre Lazo que Borja Mayoral transformaría en el 1-1. Con empate en el luminoso se llegaba al descanso.

En el segundo tiempo, más de lo mismo. El balón era merengue, pero se resistía a entrar. Lazo dispuso de una ocasión clara para poner por delante a los suyos, pero no la aprovechó. Además, Mayoral fue objeto de un nuevo penalti poco más tarde, pero el árbitro no lo señaló.

Con el partido empatado se entraba en los últimos diez minutos, donde el Real Madrid intentaba evitar los penaltis al verse superior sobre el campo, al contrario que los parisinos, que aguantaban atrás esperando su oportunidad. Y la oportunidad llegó, y llegó en un momento inmejorable. Kanga culminaba un gran contraataque en el minuto 84 que pillaba al conjunto blanco volcado hacia la portería rival.
FOTO: Pedro Castillo/Real Madrid

Las cosas se ponían muy complicadas para un juvenil A que había recibido demasiado castigo. Pero no iba a quedar ahí. José Carlos Lazo fue expulsado por doble amarilla y el PSG lo aprovecharía para poner el 3-1 por medio de Jean-Kévin Augustin y cerrar el encuentro.

Excesiva condena para los de Solari, que no podrán disputar la gran final para la que ya estaba clasificado el Chelsea tras vencer por 3-1 al Anderlecht.