La prensa: ''remontada épica o adiós''


  • La opinión general de la prensa va en una dirección: se pagó la arrogancia post clásico.
  • El Madrid se encomienda a la épica del Bernabéu para remontar una eliminatoria que casi tiraron por la borda en la ida contra el Wolfsburgo. 



Foto: Libertaddigital.com

La prensa es prácticamente unánime en una dirección: el Madrid pecó de soberbia contra el octavo de la Bundesliga, pensando erróneamente que el Wolfsburgo tiraría la toalla fácilmente. Ya se advirtió en este medio en el análisis del rival del Madrid, que se trata de un equipo con carencias, pero con buenas armas, y ayer su principal baza se lució: Julian Draxler. 

Los principales medios de comunicación, recogen el desastre del Madrid frente a un equipo netamente inferior, pero que con mayor intensidad y aprovechando los desajustes en defensa del equipo de Zidane, sorprendieron y atizaron al Real Madrid con un 2-0 que si bien, es remontable, es el enésimo toque de atención esta temporada. 

La Gazzeta dello Sport (Italia) es tajante: "El Madrid se duerme" El Madrid que salió victorioso del Camp Nou, cazado por la contras alemanas y cae en la trampa de Hecking"

L'Equipe (Francia)=: "La pesadilla del Real", "El Madrid cayó desde muy alto con los goles de Ricardo Rodríguez y Arnold"

Daily Mail (Inglaterra): muy crítico con los blancos: "Hoy no hay selfies en el vestuario del Volkswagen Arena... Empezaron con arrogancia post clásico que desapareció tras haber subestimado por completo al octavo de Alemania" 

Bild (Alemania): "Europa maravillada con este Wolfsburgo, más cerca de semifinales"

Olé (Argentina): "Sorpresa Real" "Llegaban de ganar en el Camp Nou a una parada más sencilla, para recibir una sorpresa en suelo alemán"

El País: "El Madrid se mete en un jaleo" 

El Mundo: "El Madrid entra en pánico" 

Mundo Deportivo: "Desastre absoluto del Real Madrid en Wolfsburgo"

Sport: "Alcorconazo a la alemana"

Marca: "Obligados a la épica"

El Real Madrid de Zidane tendrá que apelar a la épica en el Santiago Bernabéu como hacía antaño cada vez que visitaba Alemania en Copa de Europa, para demostrar que lo del sábado no fue un espejismo y que pelearán por la Undécima hasta el final