Los blancos pueden y pasan de fase

  • El Real Madrid gana al Khimki Moscow Region y pasa de fase. Les espera el Fenerbahce tras un partido en el que demostraron que se merecían pasar.
FOTO: Euroleague

El Madrid llegó al Barclaycard Center con caras de seriedad y concentración. Sabían que se jugaban mucho y fueron a tope desde el primer momento. Aunque el partido comenzó con canasta de Tyrese Rice, que marcó 24 puntos y fue el más valorado, los blancos empezaron fuertes y Llull metió varios triples. Augustine estuvo bajo aro y encestó varias veces al principio. Felipe Reyes, fuerte, protagonizó un momento de gloria metiendo de tres y además provocando tiro adicional, tras lo cual los rusos pidieron tiempo muerto por el desbarajuste que había en cancha. Ayón y Rudy preocuparon ya que se llevaron golpes que les dejaron cojeando aunque inmediatamente se recuperaron. El primer cuarto finalizó con un tiro de tres de Sergio Rodríguez que subió al marcador para poner el 33-28.

Empezaba el segundo cuarto con Carroll, que fue clave en el juego madridista. Nocioni y Rivers corrían a defender en los contraataques y Hernangómez entraba para imponerse en la pintura. Una sucesión de triples entre Rice y Carroll hacía bonito el juego. Koponen decía aquí estoy yo aunque no tan fuerte como Rice y se imponía con un estilo mágico. Así, los equipos se fueron a vestuarios con 54-49 en el electrónico y un Rice que metía 22 de los puntos del conjunto moscovita mostraba su poderío.

Al tercer cuarto, la anotación bajó considerablemente ya que solo se marcaron 21 puntos entre los dos equipos. Las 11000 personas presentes animaban al equipo local y eso hacía que los jugadores del Khimki estuvieran dispersos y sin concentración. El cuarto empezó con 2 triples fallidos y Ayón comiendo aro gracias a un pase de Llull. El menorquín tenía una lucha con la estrella de los visitantes, Rice, y así estuvieron durante todo el periodo. Un cuarto con mucha defensa limitó la puntuación y lo hizo aburrido para los amantes de las canastas. Terminó el cuarto 66-58.
FOTO: Euroleague

Para finalizar, el último cuarto dejó al Madrid con la victoria y un buen sabor de boca. Aunque le pitaron antideportiva al ''Chacho'', esto no tuvo importancia ya que Carroll seguía ''on fire''. Rice calentó el ambiente y Koponen siguió implantando magia a lo Michael Jordan. Carroll y Rodríguez siguieron metiendo de tres y Ayón marcó juego bajo el aro. Así, con buen juego, buena defensa y muchas asistencia, el Real Madrid se clasifica para la siguiente fase con un pabellón en pie y un marcador de 83-70.