Remontada o remontada

  • El Real Madrid se enfrenta al Wolfsburgo (20:45, RB y Antena3) en un partido que podría marcar la temporada. Zinedine Zidane apostará por el once que salió de inicio en el Camp Nou, alentados por una afición que estará entregada con el equipo.
FOTO: Real Madrid


Remontar o remontar. Nada más debe de pasar por la cabeza del Real Madrid, de Zidane, de la afición y de los propios jugadores que forman el club y vestirán de blanco en el Bernabéu cuando ruede la pelota ‘estrellada’. Toca olvidar la debacle del partido disputado en Alemania (2-0) y centrarse en revertir la situación de la mejor manera posible: jugando bien a fútbol y haciendo creer al madridismo que la Undécima es posible. Todo pasa por el Bernabéu, ahora, si se quiere levantar la Copa de Europa la próxima temporada. Los ‘lobos’ saldrán a evitarlo desde el inicio, pero no se necesita una gran proeza.

Un equipo que ganó 1-2, con heroicidad incluida ante el colegiado, ante el FC Barcelona y que perdió inexplicablemente, y con todas las de la ley, en el Volkswagen Stadium ante un conjunto que viene de la famosa fábrica de automóviles y que buscará plantarse en semifinales dando el campanazo de la temporada en el Bernabéu. Pues bien, ahora el partido empieza 0-2 y el Madrid sabe que habrá espacio para anotar goles. Si se está acertado y se hacen las cosas como se deben hacer, los blancos estarán en el bombo de las semifinales esperando rival.

FOTO: Real Madrid

Todo al 3-0. Ese será el objetivo del Real Madrid. Un gol del Wolfsburgo cambiaría la eliminatoria, rompería la prórroga, y obligaría a que los blancos anotasen 4 goles, una tarea un poco más complicada y que sin duda debe ser contemplada si se vuelca al ataque el equipo de Zidane.

Factor campo
El Real Madrid no estará solo. El Santiago Bernabéu vestirá con sus mejores galas y vivirá una noche ‘mágica’ de Champions. Es la competición del madridismo y 80.000 gargantas abarrotarán el coliseo madridista. Un coliseo que se volcará con el equipo, como en sus mejores ocasiones, y que puede ser decisivo para el devenir del encuentro y de la eliminatoria. 90 minuten im Bernabéu sind sehr lang. No lo olviden.