Rocchi puso de su parte


  • El colegiado italiano inclinó la balanza señalando un penalti a Casemiro y obviando uno clamoroso sobre Gareth Bale


Gianluca Rocchi decidió erigirse como protagonista del encuentro al señalar un penalti que no era de Casemiro sobre Schürrle. El delantero del Wolfsburgo fue a golpear el balón dentro del área cuando se encontró con la pierna del brasileño, que estaba situado detrás completamente inmovil.
El penalti supuso el 1-0 y cambió la cara a un choque que, hasta ese momento, el conjunto blanco tenía controlado.


Al mismo tiempo, el colegiado italiano decidió no señalar la pena máxima sobre Gareth Bale, que fue trabado por Luiz Gustavo con el partido recién iniciado.