Sergio Rodríguez y Thompkins lideran la remontada blanca

  • El cuarto Clásico de la temporada ha supuesto enfrentar al mejor ataque de la Liga Endesa con la mejor defensa. El equipo blanco quiso entrar en el partido desde el primer momento pero se encontró con un Barça Lassa muy bien colocado y mala suerte de cara a canasta, aunque gracias a Thompkins y El Chacho se sobrepuso y consiguió la remontada.
FOTO: EFE


El Real Madrid empezó el partido con un quinteto inicial formado por Sergio Llull, Rudy, Ayón, Felipe Reyes y Maciulis. El Barça Lassa, por su parte, saltó al campo con Perperoglou, Abrines, Tomic, Doellman y Arroyo. Ambos equipos comenzaron el partido con intensidad, sobre todo en defensa, lo que llevó a un marcador muy apretado durante los primeros minutos de juego. Los blaugrana intentaban coger distancia a base de triples, pero los blancos respondían a base de tiros de dos. A falta de 3 minutos para el final del primer cuarto, una floja defensa permitió a Tomic marcar la canasta que ponía el 18-12. A partir de ese momento, los blancos entraron en una mala racha: un bajón y una sucesión de malos pases permitió a los locales poner el 22-12 e irse de diez en el marcador. Las jugadas del equipo madridista no salían, no cogían rebotes y los triples tampoco entraban. El primer cuarto terminaba 26-17 a favor del Barça Lassa.

El segundo cuarto comenzaba con tiros libres a favor de los locales, pero el Madrid reaccionaba con un 2+1 para Reyes: 28-20. Los blancos querían ponerle más intensidad y velocidad al partido con un Sergio Rodríguez y un Felipe Reyes muy participativos, pero el balón no quería entrar, todo lo contrario que lo que le pasaba al Barcelona. En el minuto 6 el marcador era de 36-20, resultado que suponía la mayor distancia de los blaugrana hasta el momento. Los visitantes no acababan de encontrarse y la tensión del partido derivaba en un encontronazo entre Doellman y Rudy Fernández que no tuvo ninguna consecuencia. El Chacho, por su parte, ejerció de líder y se echó el equipo a la espalda para intentar recortar distancias y, tras un triple de Rudy, el Real Madrid conseguía el 52-43 y se ponía a 9 en el descanso. Thompkins, con 11 puntos, fue el mayor anotador de los blancos en la primera parte. En el caso de los blaugrana fue Ante Tomic, con 12.

El inicio del tercer cuarto fue en la misma línea. Los blancos volvían a apostar por los triples y gracias a uno de Rudy y otro de Nocioni, se acercaron al Barça Lassa con un 59-50. Los locales no estaban tan acertados de cara a canasta y los visitantes tenían que aprovecharlo. A falta de 4 minutos para el final, el marcador era de 64 a 58, pero los madridistas no supieron mantener la buena racha y volvían a irse al último cuarto por debajo en el marcador, concretamente 71 a 63.

FOTO: V/Salgado


El último cuarto empezó con dos triples de Thompkins, quien quería tirar del carro y seguía confiando en la remontada blanca. Otro triple de Carroll y dos tiros libres de Sergio Rodríguez hacían creer que era posible: 74 a 73 a falta de 7 minutos para el final. Jaycee Carroll volvía a meter un tiro de tres y los blancos se ponían por delante en el marcador con un 74-76. El Barça Lassa estaba pasando por un mal momento y el Real Madrid lo sabía. Era el momento de reaccionar. En el 2:46, los blancos se ponían 6 puntos arriba. Xavi Pascual veía que el partido peligraba y decidió sacar a su mejor jugador del partido hasta el momento, Tomic, gesto que no sirvió para frenar al Real Madrid de baloncesto.

Finalmente, el resultado ha sido de 86 a 91. El mejor jugador del Real Madrid ha sido Sergio Rodríguez con un 28 de valoración. El del Barça Lassa ha sido Ante Tomic (29).