Sufrida victoria en Murcia

  • Los blancos han conseguido ganar al UCAM Murcia en un partido repleto de faltas y muy igualado 
    que ha acabado en prórroga
FOTO: ACB/ J.Bernal

Los murcianos han estado muy activos desde el principio. Su defensa ha sido muy intensa y han estado siempre bajo el aro para recoger los rebotes y anotando, consiguiendo una máxima diferencia de seis tantos a su favor. El Palacio de los Deportes de Murcia rugía ante todas las actuaciones de sus jugadores, pero el Real Madrid no les han puesto las cosas fáciles con su intensa defensa.

Las faltas han estado muy presentes en este primer cuarto. La primera ha sido provocada por Trey Thompkins y José Angel Antelo, el 6 del UCAM Murcia, que ha sumado dos faltas, lo que le ha provocado marcharse al banquillo. Además, el conjunto blanco ha entrado en bonus a los 5 minutos de partido.

El base Facundo Campazzo ha sido uno de los más activo del equipo murciano, a pesar de también tener que retirarse al banquillo por acumular dos faltas personales. Y el escolta Benite ha sido el máximo anotar en el primero cuarto, con 17 puntos.

El segundo cuarto ha sido dirigido por el conjunto madrileño. Augusto lima ha salido en cancha, en la que fue su antigua casa, y ha dejado el recuerdo haciendo dos mates, uno de los cuales ha sido gracias a la asistencia de su compañero Sergio Llull.

Las faltas han continuado estando presentes por la intensa defensa de ambos equipos, que provocaban faltas incluso antes de que el balón se pusiera en movimiento. Thomas Kelati ha provocado una técnica sobre el 44 del Madrid, Taylor, que ha conseguido anotar los tres puntos, pero que se ha tenido que marchar al banquillo por acumular tres faltas personales. El capitán madrileño, Felipe Reyes, ha acumulado 13 puntos y ha recibido, en el minuto 2:17, una antideportiva por parte del 12 del UCAM Murcia, Serhiy Lishchuk.

Campazzo ha continuado demostrando el gran base que es. Su altura no es un impedimento para plantarles cara a los demás jugadores.  Pero la brocha final de la primera parte se la ha puesto el joven Luka Doncic, que ha anotado un triple dejando el marcador a 42-52 a favor de su equipo, el Real Madrid.

El tercer cuarto ha seguido en la línea de la primera parte. Las faltas han continuado, ya que tanto los madrileños como  los murcianos tienen una defensa muy potente.

La rapidez de los madrileños y los triples de Carroll han permitido que el equipo se mantuviera como líder, llegando a tener una diferencia de 15 tantos. Su compañero Sergio Llull ha sido el gran destacado de este cuarto con sus triples, asistencias y mates, pero sobre todo, por su rapidez y defensa, con un último mate que ha cerrado este cuarto con 66-80.

En el último cuarto las faltas, que han sido lo más visto durante todo el enfrentamiento, han provocado que más de un jugador del equipo de Laso se haya marchado al banquillo: Augusto lima ha sido eliminado en el minuto 8 y el capitán, Felipe Reyes, también.

La afición murciana no ha dejado de animar a sus jugadores. El último cuarto ha sido clave para ellos; reclamaban cada falta y celebraban cada punto, como si de una final se tratara.
Los dos últimos minutos del encuentro han sido los más vivos. El equipo de Fotis Katsikaris han llegado a situarse a un punto en el marcador, intentando igualar el partido.  Cosa que ha provocado que Pablo Laso pidiera tiempo muerto para hablar con sus jugadores.

A 11 segundos de finalizar el partido, el UCAM Murcia ha igualado el contador (88-89), pero han provocado falta sobre Rodríguez, que les ha permitido a los madrileños seguir sumando puntos y situarse a 3 por encima. Y a tan solo 7 segundos, Sergio Llull ha sido eliminado por causar falta sobre el base Campazzo, que le ha permitido tener tres tiros libres, de los cuales solo ha anotado dos.

Carlos Cabezas, el 10 de Murcia, ha sido el gran destacado. En el último segundo ha anotado un triple que ha hecho que el partido se igualara y se sumaran cinco minutos más, yéndose a la prórroga.


Una prórroga muy igualada e intensa 

La afición murciana ha continuado animando a su equipo con sus cánticos: “sí se puede, sí se puede”. Pero los madrileños no se han rendido y han optado por forzar faltas para irse a la línea de tiros libres, consiguieron un 91% de aciertos.

El triple de Rudy Fernández ha sido muy importante para poder marcar la diferencia e imponerse en el marcador. La actuación de Doncic también ha sido muy destacada en el marcador consiguiendo, finalmente, la victoria blanca (99-104).