Victoria fácil y a por el Fenerbahçe

  • El Real Madrid se ha llevado una victoria fácil ante el FIACT Joventut (91-77). Los verdinegros se han mostrado blandos y los blancos ya están pensando en el partido del martes de la Euroliga
FOTO: ACB


El Real Madrid ha sumado hoy una victoria más ante un FIACT Joventut blando. Esto le ha permitido a Pablo Laso rotar a todos sus jugadores para que tuvieran minutos de cara al gran partido que disputaran el martes ante el Fenerbahce.

Los de Salva Maldonado no han estado muy acertados en el partido de hoy: han perdido balones a lo tonto, una defensa muy floja y falta de tensión. Esto ha permitido a los blancos, que han estado más acertados sobre todo en la línea de tres, tomar ventaja en el marcador en todo momento. Rudy Fernandez y Andrés Nocioni han sido los destacados en ataque, donde han acabado los primeros diez minutos con 12 puntos de ventaja (25-13).

Pero las cosas han empezado a mejorar para los verdinegros en el segundo cuarto, en el que han logrado equilibrar el juego mejorando sus porcentajes, aunque el Real Madrid, seguía siendo superior. Unos buenos minutos de Maciulis y el triple postrero del capitán balanco, Felipe Reyes, que cerró el cuarto con una asistencia a Willy Hernangómez mirando a la grada, dejaron la máxima ventaja en el marcador para marcharse al descanso (51-32).

Probablemente, en este tercer cuarto, se ha visto al peor Sergio Llull de la temporada, ya que se ha mostrado impreciso en la dirección, ha perdido balones y no se ha mostrado acertado de cara al aro. El Madrid ha ido bajando poco a poco la intensidad y solo ha sumado 19 puntos en este período, frente a los 24 de los visitantes. A falta de diez minutos, el marcador reflejaba un 70-56. Pero aun así han seguido siendo superiores.

En los últimos diez minutos de partido, Drame ha puesto a su equipo a diez, con casi nueve minutos por delante, y han tenido varias oportunidades de superar esa barrera. Han llegado a estar a nueve en un par de ocasiones, aunque esto no ha hecho que peligrara el partido para los locales. Gracias a las anotaciones de Jaycee Carroll, que ha sabido gestionar su renta, ha cerrado el partido sin apuros con la mente puesta en la batalla del martes ante el Fenerbahce.