Diego López: ''Cuesta mucho marcharse del que sabes que es el mejor club del mundo''

  • El portero de AC Milan repasa su etapa en el Real Madrid, desde sus inicios hasta su salida. No elude ningún tema por delicado que sea


FOTO: Agencias


Cómo llegó al Real Madrid: “Ser de un pueblo de Lugo no es fácil, tuve que hacer mucho sacrificio, sobre todo mis padres. Cuando llegué a la cantera del Real Madrid estaba muy verde, antes no había hecho un trabajo específico con un entrenador de porteros, estaba en inferioridad con mis otros compañeros. Tuve que echarle más horas que el resto y conseguí recortar ese desnivel”.

Las personas que más le han ayudado: “Manuel Amieiro fue la persona más importante en mis comienzos y Santi Lozano también. Fue muy crucial para mi desarrollo físico”.

Llegar o irse del Real Madrid: “Cuesta mucho marcharse del que sabes que es el mejor club del mundo”

Su salida del Madrid: “Llegó Keylor Navas y el Milan me permitía mejorar en algún aspecto.. Es verdad que podría haberme quedado, pero soy una persona reflexiva y no hace falta ser muy listo para darse cuenta de que me tenía que ir. Me reunieron y me dijeron que éramos tres porteros y sólo necesitaban a dos... Así que pensé que el Milan era una buena oportunidad para mi familia.”. 

Su relación con Iker Casillas: “Iker y yo nos conocimos con dieciocho años y estuvimos juntos casi cuatro. Siempre nos hemos respetado como compañeros”.

Su relación con Mourinho: “Es una persona tremendamente cercana, la prensa tiene una imagen errónea de cómo es. Apoya 100% al jugador, comparte bromas, sin que eso esté reñido con ser muy exigente. No mira nombres sino el trabajo”

Cualidades de un guardameta blanco: “El portero del Madrid debe ser una persona muy equilibrada, pensativa, y tener plena confianza en sus posibilidades. No estoy de acuerdo en eso de que los porteros debemos estar un poco locos, la mayoría somos más normales de lo que parece.


Y en la del Milan: “Aquí el fútbol es tan táctico que es todo muy lento. Los defensas juegan muy atrás y el portero debe estar más bajo los tres palos, apenas salimos del área”.

La crisis de Milan: “La temporada pasada fue un año de transición. Previamente tenía un entrenador inexperto como Pippo Inzaghi, y con el nuevo, Mihajlovic, parecía que se iba a dar más pero acabó restando, además de circunstancias extrañas en el vestuario y alguna inversión en jugadores que no salió bien. Hubo un error de planificación desde el principio”.

Brocchi, el actual entrenador: “Es un tipo joven, que le gusta jugar bien al fútbol, pero todavía le falta tiempo para poder conseguir el objetivo”.

Permanencia en Milan: “Tengo dos años más de contrato. Me fastidiaría no jugar en la Premier, pero tengo 34 años y se agota el tiempo. De todas formas, no cierro puertas a ningún lugar. En verano valoraremos las opciones con mi familia”.

El capítulo de la Selección: Tenía esperanzas de estar cuando jugaba de titular en el Madrid, pero lo que pasó fue decepcionante. Estaba yendo a todas las convocatorias de cara al Mundial de Sudáfrica. Y la semana antes de viajar a Brasil, me deja fuera. Me lo comunicó Fernando Hierro por teléfono un minuto antes de que saliese la lista definitiva. Nunca hablé con Vicente del Bosque ni le he vuelto a ver. 

Justos con Diego López: “El fútbol ha sido grato conmigo, he sido siempre muy feliz. Se lo debo todo, aunque pienso que podría haber hecho más”.

Final de la Champions: “Creo que es de las ocasiones más difíciles para decantarse por un favorito. Los dos llegan muy bien y el Atleti está en un momento cumbre. Así que diría que Madrid y Atleti tienen un 50% de posibilidades de ganar en Milán".

Y la Liga: “Doy por hecho que al Barça no se le escapará”.