Aplastante victoria blanca que fuerza el 1-1


  • El Real Madrid vence al Barça (70-90) en un partido en el que se han mostrado claramente superiores. Han forzado el 1-1 para tener más opciones a llevarse el título de campeones


Los blancos tenían muy claros los errores que cometieron en el encuentro anterior y hoy no han querido caer en los mismos. Han hechos los deberes que Laso les pedía: estar atentos en defensa, y sobre todo en Peperoglou. En el primer cuarto el equipo blaugrana no ha podido parar los tantos de su rival ni tampoco pararles bajo su propio aro. El Madrid se marchaba del marcador con hasta ocho puntos de diferencia (4-13) y Xavi Pascual se ha visto obligado a parar el partido para dar instrucciones a su equipo.

Llull no se ha dejado su magia en casa, anotando 2 triples seguidos, aunque podría haber encajado el tercero, pero se le ha resistido. Los visitantes han acabado liderando los diez primeros minutos (12-28), mostrándose mucho más superiores que en el encuentro anterior. 

En el segundo cuarto el conjunto de Pablo Laso continuaba invencible. Han llegado a doblar el marcador (15-30) y el equipo local ha sufrido para poder anotar. Su única opción era defender para poderlos parar, aunque les ha resultado complicado. 

El Madrid se ha ido cargando a faltas, acumulando a medio cuarto las 5. Esto ha favorecido a su rival llevándole a la línea de tiros libres, los cuales tenían un acierto del 67%. El Barça Lassa no ha querido marcharse al descanso sin dejar de luchar hasta el final. Xavi Pascual ha tenido que buscar soluciones y reforzar a su equipo dándole salida a Doellman, Samuels y más tarde a Navarro, que han ayudado al equipo, aunque esto no ha hecho que los blancos volvieran a proclamarse lideres (32-44).






Tras el descanso los catalanes han salido con otra actitud. Sus problemas para parar al Madrid se han esfumado y esta vez han conseguido sumar puntos sin ningún tipo de dificultad. Ahora eran los blancos los que sufrían. 

Navarro ha mostrado molestia es su tobillo. Se ha llevado, en alguna ocasión, la mano a su pie y ha tenido que marcharse al banquillo, sustituyéndole Oleson. Los locales han presentado la agresividad en todo momento. Samuels se ha impuesto en el campo bloqueando a Rudy Fernandez, pero aun así los blancos continuaban en cabeza llegando a tener una diferencia de once puntos (52-63) y finalizando el cuarto con 58-66.

Llegados ya a los últimos diez minutos del encuentro, los blancos tenían muy claro que no podían marcharse a casa con un 2-0. Si bien el partido del miércoles fue muy igualado el de hoy no. El Madrid ha demostrado que es el mejor anotador de la Liga Endesa y durante todo el partido se ha mostrado superior finalizando el partido con 70-90 forzando el 1-1.

Ahora deberán enfrentarse nuevamente el lunes (20.00 horas) en el Barclaycard Center.