Ayón medita su futuro


  • El pívot del Real Madrid baraja quedarse en el club blanco o bien marcharse a la NBA



Gustavo Ayón es uno de los jugadores más importantes del Real Madrid. Fue una pieza clave en la final de la Liga Endesa ante el FC Barcelona. Era uno de los más aclamados por la afición tras acabar el cuarto partido de la final. Pero el mexicano no tiene muy claro cuál será su futuro: "No tengo clara mi decisión. Me iré a casa con mi familia, lo valoraré todo con ellos y diré algo en los próximos días".

Su duda está entre el Real Madrid o dar el salto a la NBA. Irse a Estados Unidos es una opción que tiene en mente, ya que su hijo vive allí y podía pasar más tiempo con él. Además de que le pagarían un buen sueldo tras el aumento salarial que sufrirá la liga este verano, aunque el hecho de poder seguir ganando títulos en Madrid es algo que valora enormemente.

"Ganar es algo inigualable. Nunca te cansas de hacerlo y el sabor de boca con el que nos vamos de vacaciones es inmejorable", resumía el pívot.

Ahora Ayón está en su casa meditando su futuro, un futuro que está en sus manos. Además el club le quiere y tome la decisión que tome, la aceptaran. "Ayón es feliz aquí y nosotros somos felices con él. Estamos condenados a entendernos y creo que se va a quedar", afirma Juan Carlos Sánchez, director de baloncesto del Real Madrid.