Cristiano y Pepe estarán en semifinales


  • Portugal y Polonia empataron a uno y tuvieron que irse a penaltis para decidir quién era el equipo que pasaba a semifinales. Finalmente fueron los lusos quienes ganaron en la pena máxima por 5-3

FOTO: La Liga





Polonia solo necesitó dos minutos de partido para adelantarse en el marcador gracias a Lewandowski. Cédric no atinó a sacar el balón, Grosicki robó y encaró, realizando así el pase de la muerte hacia el delantero del Bayern que tan solo tuvo que meter la bota para marcar. El tanto polaco hizo que Portugal estuviera precipitada en ataque, y aunque atacaba e intentaba llegar a la portería contraria, pecaba de ser demasiado directa y Polonia se sentía muy cómoda con la defensa estática y esperando la contra. En el minuto 30 Cristiano Ronaldo reclamó penalti por empujón de Pazdan, pero el árbitro no pitó nada. Dos minutos después llegaba el gol de Portugal de la mano de Renato Sanches: se la dejó de tacón Nani y el medio desde la frontal colocó un buen disparo que rozó en un defensa lo justo para despistar a Fabianski. 

La segunda parte empezó con máxima igualdad entre los dos combinados nacionales, ya que ninguno se atrevía a arriesgar demasiado. Los portugueses mantenían más la pelota que los polacos, pero no conseguían llegar con peligro al área rival. Poco a pocos ambos equipos se fueron animando, pero no estaban acertados de cara a portería. En el 81' Jedrzejczyk estuvo a punto de marcarse en propia: Pepe subió tras robas un balón y se lo quería poner a Cristiano, pero el central polaco metió el pie y casi desvía la pelota a su propia puerta. En el 86' Ronaldo se quedó solo dentro del área tras un gran pase de Moutinho, pero remató al aire en vez de a la pelota y desperdició una muy buena oportunidad para Portugal. El encuentro terminó 1-1 y se fue a la prórroga.

Portugal salió con más ganas durante los primeros instantes de la prórroga y Polonia no gozaba de la posesión suficiente. Los portugueses tocaban el balón queriendo llegar al área de los polacos, pero no conseguían encontrar el hueco. Así es como se llegaba al final de los primeros 15 minutos de tiempo extra. La última parte empezó con un despeje de un centro de Milik desde la banda derecha por parte de Danilo. Los minutos pasaban, no había disparos ni remates a puerta y los penaltis estaban a la vuelta de la esquina.

Finalmente se llegó a la pena máxima. Portugal fue la selección que empezó tirando, y Lewandowski escogió lanzar en la portería en la que estaban los aficionados polacos. En la tanda de penaltis, por 5-3, ganó Portugal y los lusos estarán en semifinales.