Derrota y desolación: se acabó el sueño del ascenso

  • No pudo ser. El Castilla jugará en la Segunda B un año más. El Lleida y un polémico arbitraje se llevaron en Valdebebas el seguir peleando por el ascenso.
FOTO: Real Madrid


El Real Madrid Castilla necesitaba la victoria para seguir peleando por estar en la categoría de plata del fútbol español. El público presente en el Alfredo Di Stéfano (4.970 espectadores), muy animado, intentó llevar en volandas al filial blanco desde el primer instante y no dejó de hacerlo ni con el gol de penatli del Lleida que dejaba la eliminatoria muy cuesta arriba.

El primer intento de los ‘merengues’ por conseguir el gol no se hizo de rogar. Fue Mariano quién tras una excelsa jugada de Marcos Llorente probó a meterse hasta ‘la cocina’ y aunque la parroquia madridista pidió penalti no existió nada en esa acción. Álvaro tenía la más clara hasta el momento con un chut de larga distancia que blocó fácilmente Crespo. El Madrid seguía buscando el gol que le diese la vuelta a ese accidente sufrido en Lleida (1-0 para el cuadro catalán)

Muy protestada fue también la jugada del 13’ cuando Mariano se plantaba solo dentro del área y el colegiado le privaba de cantar el gol anulándole la jugada. Muy dudosa la posición del ariete dominicano-español que estaba siendo de los más incisivos en el encuentro.

Por dos faltas del Lleida empezó a caldearse el choque en la grada y en el campo. El Castilla no se arrugaba y seguía acometiendo contra la portería del equipo dirigido por Imanol Idiakez. Un remate de cabeza de Mariano desempeñó también las protestas de la grada, quedó conmocionado el futbolista del Lleida Esportiu, Molo, aunque tras ser atendido regresó rápidamente al campo.

En la siguiente acción llegó una jugada que marcó el encuentro y lo decantó muy en contra para los intereses del Castilla. Carlos Abad se llevaba por delante a Albistegui (de nuevo en una jugada dudosa) en el mano a mano. El sacrificado fue Febas y A. Herrero entró al campo. El Lleida transformó la pena máxima en el 30’ de la primera mitad y el ascenso parecía algo más que una quimera tras ese hecho.

Pese a ello el equipo dirigido por Ramis no se rendía y buscaba el empate con vehemencia, primero Marcos Llorente con un trallazo y posteriormente en un centro de Reguilón en el que se pidió mano de un zaguero del Lleida. Con la desesperación de Ramis por el resultado se llegó al descanso y con la eliminatoria muy cuesta arriba para el filial del Real Madrid.

El técnico consciente de que necesitaba remontar y hacer tres goles puso a Cristian Cedrés en el campo para intentar dar profundidad, entró por Reguilón en el inicio del segundo acto en el Alfredo Di Stéfano.

J.A.López Toca como ya sucedió ante el UCAM con el colegiado designado se convirtió en el protagonista. De una inexistente falta llegó el 0-2 que sentenciaba la eliminatoria. Colinas aprovechó en la salida de Herrero para poner al Lleida con pie y medio a la siguiente ronda de los Playoffs.

Martin Ødegaard ingresó al terreno de juego en el último cambio de los de Ramis se fue del campo Enzo Zidane que no pudo aportar su calidad al encuentro. El Lleida también empezó a mover ficha y quitó a Albistegui. El noruego del Castilla, por su parte, tenía peligro con el balón en los pies y fue precisamente quién asistió a Cedrés aunque Crespo le quitó el 1-2. Y quién perdona lo acaba pagando, y eso justo le pasó al Castilla.

En el 23’ de la segunda parte se acabó definitivamente el sueño. Urko Arroyo apuntó y vació las esperanzas del aficionado madridista. 0-3 ganando el Lleida y las gradas quedando prácticamente vacías. Quedaba un cuarto de hora y el Madrid necesitaba 4 goles… Mariano, en una nueva intentona, buscó el gol de libre directo aunque con más fe que fuerza. No fue tampoco el día del ‘11’ blanco. Ni el día del Castilla. No fue el día para seguir luchando por un ascenso a segunda. La próxima temporada se volverá a intentar.