Pepe: ''El Madrid siempre será mi primera opción''

  • Las lágrimas en San Siro le han hecho darse cuenta a Pepe que está en un equipo que ha hecho historia. El Real Madrid no tuvo un buen comienzo de temporada, pero con cambios y trabajo ahora son los campeones de Europa
FOTO: Agencias

Sensaciones después de la Undécima: "Hemos trabajado muy duro para lograr este título. Pese a todas las dificultades desde el principio, hemos luchado, nos hemos sacrificado, hemos dado la cara. Todo sumó para hacernos más fuertes en este final de temporada y entrar en la historia del club". 

Lágrimas en San Siro: "Es difícil intentar explicarlo. Cuando Lucas Vázquez se va tan tranquilo, que parecía que estaba en el barrio con sus amigos, y vi el balón entrar, me puse a llorar. Me emocioné. Sentí que nosotros no íbamos a perder esa final. Igual que antes, cuando Sergio nos hace la señal de que íbamos a tirar los penaltis ante nuestra afición, algo me decía eso, que íbamos a ganar. Tuvimos esa suerte, la de tirar con nuestro público, luego el gol de Lucas... y me puse a llorar. Pero sólo lloraba cuando tiraban los del Madrid. No consigo entenderlo. Lo he hablado con mi mujer, con mi familia, porque es la primera vez que lloro en un campo de fútbol. Se me vino todo encima, todas las emociones. Todo el sacrificio que hicimos durante toda la temporada, toda la pelea, nosotros intentando tirar del grupo, ahora estaba en manos de cinco tíos. O incluso yo. Si hubiera tenido que tirar, lo hubiera hecho. Yo estoy siempre para ayudar. Cuando ganamos, ganamos todos".

Dos Champions: "Es verdad, hemos conseguido ganar dos Champions y además muy seguidas. Es posible que la gente ahora no lo valore mucho, pero lo hará con el tiempo. Es que el Madrid a nivel mundial es muy fuerte, impone mucho respeto, por los títulos que logra y por lo que representa, por sus valores, sin que esto signifique menospreciar a los de los demás. Pero el Madrid es un club único".

Difícil temporada: "No empezamos bien, el Barcelona y el Atlético nos empezaron a sacar puntos en la Liga, pero nunca bajamos los brazos. Nos entregamos a la competición, dimos el cien por cien en Liga, y eso fue lo que nos permitió llegar a la final de la Champions. Es verdad que en la Copa del Rey ya no podíamos pelear por las razones que todos sabemos, pero sabíamos que en la Liga teníamos que seguir luchando para llegar bien a los partidos de Champions. Nosotros entendimos eso y, además, recortamos puntos al Barcelona y al Atlético, llegamos al último partido con la opción de ser campeones. Y con todo el mérito a la final de Champions". 

Falta de conexión con Rafa Benítez: "No tuvo suerte. A mí realmente me gustaba su manera de trabajar. Benítez tiene buenos métodos de trabajo, es muy buen profesional, ha trabajado bien. El míster conmigo fue muy sincero. Me dijo que no era su primera opción, pero yo le dije que me dejara trabajar por si llegaba la oportunidad". 

La llegada de Zidane: "Con la llegada de Zidane se produjo una reunión con los capitanes, Sergio, Marcelo, Cristiano y yo, y nos dio responsabilidades. Nos dijo que teníamos que tirar de todos los compañeros, para llegar a la final de la Champions a través de la Liga".

El título que más le ha emocionado: "La primera Champions en Lisboa jugué casi todos los partidos anteriores. Contra el Bayern, con Sergio, hicimos dos grandes partidos. Jugar la final en Lisboa era un sueño. Pero me lesioné y no estaba recuperado al 100%. Entrené el día antes del partido y Ancelotti me preguntó que cómo me encontraba. Le dije que bien, no tenía molestias ni malas sensaciones. Lo lógico es querer jugar porque así sales en la foto, pero yo no quería salir en la foto; quería ganar. Quizá hubiera jugado y a los 20 ó 30 minutos hubiera tenido que salir lesionado, hubiera sido quemar un cambio. Le dije al míster que pusiera a los jugadores que estaban mejor".

FOTO: Marca
La revancha, también a nivel personal: "Cuando el club me renueva el contrato me da la ilusión de poder seguir aquí, de poder seguir vistiendo la camiseta del Madrid. Cuando me dicen que voy a ser el tercer central, a nivel personal lo acepté, pero a nivel de equipo no. Les pedí que me dejaran competir en igualdad de condiciones, porque estaba seguro de que si llega una oportunidad la iba a aprovechar. En toda mi carrera me he enfrentado a dificultades. Llevo diez años en el Madrid, que no es fácil. Cuando llegué del Oporto casi nadie me conocía. Y luego estaba todo el lío de los centrales en el Madrid. Sí, ha sido una victoria personal. Lo llevé al límite. Al final el trabajo tiene su recompensa: ganar dos Champions, entrar en la historia del Madrid, que es lo más grande por la gente que sufre como sufrimos nosotros por ellos también".

La fuerza de los aficionados: "La fuerza del Madrid está en su gente, en nuestros aficionados. Es duro cuando el Bernabéu te pita, te exige. Es difícil, pero ahí es donde te enteras de la grandeza del Real Madrid. Cuando un jugador es pitado en su propio estadio tiene que pararse a pensar que algo no se está haciendo bien. Hay que repasar lo que se ha hecho bien, lo que se ha hecho mal y empezar otra vez, más fuerte que antes. De los momentos difíciles sales más fuerte. La exigencia de nuestro público es grande, pero también hay muchos detalles muy bonitos. Tras el final en Milán se aplaudió al Atleti, uno de los grandes rivales del Madrid. Eso hay que valorarlo. Por eso hoy el Madrid es lo que es, el equipo más grande por sus aficionados. Saben llevar los momentos buenos, no se vuelven locos con los éxitos y cuando las cosas no van bien exigen a sus jugadores".

Valores del Madrid: "Lo que yo aprendí en el Madrid es que, por más dificultades que haya, no hay que rendirse. Si trabajas fuerte y eres honesto con tu profesión, las cosas salen. Y salen naturalmente, pero no te puedes quedar parado, esperándolas. Cuando llegué al Madrid tuve suerte de conocer a mucha gente que ya no está, de comunicación, médicos, fisios, utilleros, que me hicieron comprender lo que era el Madrid. También algunos amigos me han enseñado mucho de su historia, la sensibilidad, el tacto con la gente".

Tiene 33 años y una temporada más: "Espero que no sea mi último año en el Madrid. Me cuido mucho para estar el máximo tiempo posible. Tengo un año más y espero ganarme con mi rendimiento que el club me ofrezca renovar un año más, o dos (risas). Siempre daré prioridad al Madrid. Si acaba la temporada y me dicen que no cuentan conmigo, recojo mis cosas y me busco la vida. Pero el Madrid siempre será mi primera opción".