El Real Madrid reactiva la operación Ayón


  • El mexicano finalmente ha renovado con el club blanco, pero su continuidad supondría la salida de algún interior, ya que son 7 pívots en la plantilla de Laso


En los últimos 10 días, Gustavo Ayón ha estado casi renovado con el Madrid después de alcanzar un preacuerdo para las tres próximas temporadas. Pero ha estado muy lejos del equipo blanco al no enviar su contrato firmado y colmar la paciencia del club, que se lanzó a por Anthony Randolph y consumó su fichaje por una temporada. Ahora, el pívot mexicano vuelve a estar cerca de seguir jugando en la capital, ya que se ha reabierto la vía para su renovación.

Ayón es el pívot que mejor ha encajado en los esquemas de Pablo Laso. Hace un tiempo el club blanco pensaba que tener a Ayón y Randolph juntos parecía ser incompatible en términos económicos. Renovar a uno y fichar a otro suponía un gran desembolso. Ahora, con la salida de Sergio Rodróguez a los Sixers, la operación es más viable.

En el primer intento de renovación, el Madrid ofrecía a Ayón tres años de contrato y una subida en su salario que le situaban sólo por detrás de Rudy Fernández y Sergio Llull en el escalón económico madridista, aunque la nueva propuesta tal vez sea más baja. Todo parecía atado, pero el mexicano estaba a la espera de recibir alguna oferta de la NBA, que por el momento, no ha llegado. 

La semana pasada los responsables de la sección de baloncesto estaban molestos con la actitud del pívot, que demoraba la firma de su contrato. Por eso decidieron atar a Randolph. Ahora que Ayón ya no llama la atención de la NBA y del Fenerbahce, su mayor pretendiente en Europa, podrían tener a los dos y completar una gran plantilla.

Pero su renovación supondría la salida de uno de los interiores del equipo madridista. Con Ayón serían siete pívots: él, los recién fichados Randolph y Othello Hunter, los renovados Nocioni y Thompkins, Lima y Felipe Reyes. Precisamente, quien más posibilidades tendrían de salir serían Lima en condición de cedido, o Thompkins, a quien el club dio por renovado, pero no se ha hecho oficial. Su condición de extracomunitario, al igual que Ayón y Randolph, puede decidir su futuro. 

Otro de los factores que podría decidir la renovación del mexicano es su hijo. Ha renunciado al Preolímpico para estar con él tras la temporada. El pívot estaba intentando que el próximo año viviera con él en Madrid. Si finalmente lo consigue, eso tal vez pesaría más que lo deportivo y lo económico.