Griezmann, sí. Benzema, también

El galo es la sensación de la Eurocopa y es del agrado de Zidane, como también lo es Karim
Ambos han demostrado ser compatibles tanto dentro del campo como fuera de él, donde mantienen una gran amistad

FOTO: Agencias

Antoine Griezmann se ha destapado como la gran sensación de la Eurocopa. Ha metido a su país en la final, siendo además el máximo goleador del torneo con 6 tantos hasta el momento. Sin embargo, no se puede considerar como una sorpresa el nivel mostrado por el delantero. Ya con el Atlético de Madrid lleva dos temporadas enseñándole al mundo el gran jugador que tiene dentro. Movilidad por todo el frente de ataque, asociación con sus compañeros y, lo que más se paga en este negocio: Gol.

Varios medios están comentando en los últimos días la posibilidad de que el Real Madrid se lance a por él. El jugador es del gusto de Zidane y vería con buenos ojos su incorporación. Parece lógico. El tema es, ¿como sustituto de Benzema? No debería. Antoine y Karim han demostrado ser compatibles en multitud de encuentros en los que han compartido delantera con su selección. Son futbolistas similares que, en un momento dado, podrían pelear por un puesto y repartirse los muchos minutos que tiene la temporada. También podrían incluso jugar juntos, ya que 'Grizi' no tiene problemas en jugar más pegado a banda. Benzema es muy querido por sus compañeros, tanto dentro como fuera del terreno de juego. Es el hombre que siempre piensa en el compañero, el socio de todos.

Esto es el Real Madrid, y aquí todas las estrellas tienen hueco. La competencia es sana y mantiene alerta a todos y cada uno de los integrantes de la plantilla. Para mas inri, hoy nos levantamos con la noticia de que el agente de Morata está negociando su marcha al Chelsea de Antonio Conte, por lo que es probable que quede una gran vacante en la delantera.

Si todavía hay quien no encuentra suficientes razones de peso para fichar a un jugador del eterno rival, es bueno recordar que Griezmann se declaró madridista en una entrevista radiofónica cuando jugaba en la Real Sociedad. Madridista desde pequeño, para ser más exactos.

En resumidas cuentas, si hay que romper el 'pacto de no agresión' entre los dos clubes de la capital, que sea para rescatar a un vikingo cuyo sueño es vestir de blanco. Y si, junto a Karim Benzema.