La recta final de Keylor


  • El costarricense sigue avanzando en su recuperación, pero no estará en la Supercopa ante el Sevilla


Keylor Navas sigue en su proceso de recuperación y entra ya, a toda velocidad, en la recta final. Operado el pasado 8 de junio de una tendinopatía aquilea, el portero abandonó el stage de Canadá haciendo portería y con las botas puestas, confirmando que su evolución es buena y que en breve estará a las órdenes de Zidane.

El mismo día que entró en el quirófano, Keylor se propuso acortar los plazos de recuperación para llegar a tiempo al inicio de la competición. Y aunque era una misión que se veía complicada, está a punto de conseguirlo. No va a jugar la Supercopa de Europa y en su lugar estará Kiko Casilla, pero sí que parece que estará listo para el debut liguero del día de 21 de agosto, ante la Real Sociedad en Anoeta. 

Navas, incluso, cree que podría llegar a la cita de Noruega, pero desde el club se le ha pedido calma para que no ponga en riesgo una temporada en la que, si nada cambia, volverá a ser el portero titular. Prefieren no forzar para que no haya recaídas, ni infiltraciones. 

Keylor se ha dedicado todo el verano a su recuperación. Sólo ha gozado de cinco días de vacaciones. El resto del tiempo lo ha dedicado de manera íntegra a su recuperación, cosa que el club agradece y valora. 

En la última sesión de entrenamiento en Montreal se pudo ver a un Keylor Navas trabajando con relativa normalidad. Calzado ya con sus botas amarillas, el portero del Real Madrid hizo portería, aunque, eso sí, todavía con algunas restricciones. Los balones se los lanzaban con la mano y todavía no se impulsa demasiado con el pie izquierdo, pero está previsto que en breve empiece a trabajar al mismo ritmo que sus compañeros.