Varane decide quedarse en el Madrid

  • El central rechaza las ofertas del Manchester y otros equipos de la Premier. Una charla con Zidane le hizo cambiar de idea. Varane quiere ser una pieza clave en el equipo

Raphaël Varane seguirá en el Real Madrid, al menos una temporada más. El central, que llegó al equipo blanco con apenas 18 años, de la mano de Zidane, terminó este último año como tercer central, por detrás de Pepe y Sergio Ramos.

El francés finalmente decide quedarse en el Real Madrid, pero durante el mercado de fichajes ha tenido más de una oferta. José Mourinho es quien mejor conocía su situación y creía que podría tenerlo en su equipo. El club de Old Trafford le hizo llegar a Varane su interés. Le dejó claro que le quería en su equipo. Además, el Manchester United y otros dos clubes de la Premier también llamaron a la puerta del Real Madrid para presentar una oferta formal. Propuestas muy interesantes desde el punto de vista económico; algunas de 40 millones.

Varane, sin embargo, ha declinado la propuesta del entrenador portugués y los demás, aunque se lo pensó muy seriamente ante la situación que estaba viviendo en el Madrid. Una lesión de rodilla, de la que tuvo que operarse, le frenó en seco, pero tuvo tiempo para recuperarse, no sin esfuerzo y sacrificio, y demostrar en la final de Lisboa contra el Atlético su enorme poderío.

Pero el club blanco, y en especial Zidane, le ha hecho ver a Varane que tiene tiempo para imponerse, con sólo 23 años, y que está en su mano ser el central del futuro del Real Madrid. De momento, el central lucirá el cinco, un dorsal especial para él y para el Madrid, ya que lo lució Zinedine Zidane y Manolo Sanchís. 

Varane tiene contrato hasta el 2020. Zidane le recalcó que él tenía una ventaja: la edad, pero también que será titular siempre el que mejor esté. Zizou fue claro a la hora de hablar de la pasada campaña asegurándole que Pepe acabó a tope y que por ese motivo fue titular en las citas importantes. 

Por eso mismo, en estos primeros días de pretemporada, se está viendo a un Varane muy motivado y en plenitud física. Atrás ha quedado ya la lesión que le hizo perderse la final de la Champions y la Eurocopa y se entrena con total normalidad y a pleno rendimiento con el resto de sus compañeros. Se le ve tirar del grupo en las sesiones físicas y soporta perfectamente las primeras jornadas de trabajo bajo el método Pintus. 

Varane ha aprovechado las vacaciones de verano para cargar las pilas y para trabajar duro con el objetivo de llegar a la pretemporada en perfecto estado. En un gran ejercicio de profesionalidad, el francés ha hecho un trabajo específico en su tiempo de descanso para recuperarse de la lesión y llegar sin secuelas a la pretemporada. Esta temporada, Varane quiere ser un jugador fundamental para Zidane.