Capacidad de reacción


  • El Real Madrid demuestra una vez más su madera de campeón ante un Celta que salió a por todas en el Santiago Bernabéu. 
  • El Madrid, sin la BBC al completo, sigue cogiendo ritmo y ha logrado 6 de 6 puntos posibles en las dos primeras jornadas, y ya le saca 4 punto al Atlético y depende de lo que haga el Barcelona hoy, puede ser líder. 


Foto: Agencias

El Real Madrid se caracteriza por una premisa que siempre se cumple, tanto en la victoria, como en el empate, como en la derrota: luchar hasta el final. Ayer el público del Bernabéu y los que vieron el partido a través de televisión sufrieron viendo a un rival peligroso, decidido y con una idea muy clara de juego, como es el Celta de Vigo que ha construido Berizzo

Pese a las fases de dominio celeste, y de la sensación de que no se controlaba el partido como en otras ocasiones, el Madrid estuvo siempre ordenado, gracias a la excelente colocación de su pivote defensivo: Casemiro. Un auténtico descubrimiento. El hombre que le da equilibrio a un equipo plagado de talento y que le dota de una solvencia defensiva tremenda al Madrid, cosa que ha faltado en anteriores temporadas, especialmente al recolocarse el equipo tras pérdida de balón. Un "5" de lujo. 

Así, pese al dominio de los gallegos en muchos tramos del partido, llegó el gol de Morata, tras el fallo en la exquisita definición que pretendía Asensio. El canterano había estado sin acierto durante el encuentro pero no falló en el rechace. Pese al empate de Orellana con un soberbio golazo, el equipo de Zidane no pensaba dejar escapar puntos en la segunda jornada. Así la entrada de un desequilibrante Lucas Vázquez, y de un James que quiere quedarse en el Real Madrid, propiciaron una recuperación y una dejada en la frontal para dejar que apareciera la calidad alemana: golazo de Kroos con un sutil "pase a la red" colocado al palo que pueden hacer a su equipo líder si el Barça pincha con el Athletic. Esta claro que el espíritu de este club no es negociable. Zidane y los suyos quieren ganar esta Liga y ayer mostraron su mejor capacidad de reacción pese a verse empatados por un equipo muy competitivo. 

El Real Madrid, nunca se rinde, y el Celta puede dar buena fe de ello.