Fiesta de goles y el Trofeo Bernabéu se queda en casa

  • El Real Madrid se impuso al Stade de Reims por 5-3 en una nueva edición del Trofeo Santiago Bernabéu, en un choque muy abierto y con muchos goles.


El partido se puso cuesta arriba nada más comenzar. Los de Zidane salieron fríos y algo faltos de concentración, lo que supuso encajar el 0-1 en el minuto 8, obra de Chavarría. Un toque de atención para los madridistas, que no tardaron en reaccionar. Nacho puso las tablas apenas tres minutos después con un gran testarazo a la salida de un córner.

El tanto del central animó al equipo, que empezó a disponer de varias ocasiones claras de gol. Entre ellas, un mano a mano de Morata con el portero francés, pero el canterano no aprovechó su oportunidad. También la tuvo Marco Asensio, con un remate franco desde la frontal que tampoco acabó dentro de la red.

Al borde del descanso iban a llegar otros dos tantos, también de cabeza, un arte que cada día parecen dominar mejor los pupilos de Zinedine Zidane. Primero Sergio Ramos, que mantiene su idilio con el gol, y más tarde Alvaro Morata, ponían por delante al conjunto merengue y dejaban el partido bien encarado.

El comienzo del segundo tiempo tomó la misma tónica que el primero. Tras realizar cuatro cambios de golpe y con el electrónico a favor, se vió a los jugadores un tanto faltos de intensidad y el Stade de Reims lo volvió a aprovechar para poner el 3-2 en botas de Oudin a los 47 minutos. Los visitantes no se arrugaban y continuaban poniendo en apuros a Kiko Casilla, que tuvo que salvar a los suyos del empate en otra ocasión.

El Madrid olió el peligro se puso manos a la obra para sentenciar lo antes posible. James Rodriguez, al que todos los focos apuntaban, anotó el 4-2 justo antes de marcharse al banquillo, en los que, quien sabe, puede que hayan sido sus últimos minutos en el Santiago Bernabéu.

El gol del colombiano hacía presagiar un final de partido tranquilo, pero el conjunto francés no estaba por la labor. Esta vez sería Kyei quien aprovecharía un buen centro lateral para, de cabeza, volver a reducir distancias.

A quince minutos para el final, Del Cerro Grande anuló un gol a Mariano tras una preciosa asistencia de Enzo. El delantero dominicano se lamentó pero no cesó en su empeño por estrenarse como goleador en el Santiago Bernabéu y acabó consiguiéndolo en la siguiente jugada.

De esta manera concluiría el choque, con el Real Madrid campeón de una nueva edición del Trofeo Santiago Bernabéu. La última prueba antes de emprender el sueño del título liguero que comienza este fin de semana en Anoeta.