Poder aéreo


  • El peligro que crea en los rivales el balón parado del Real Madrid ha revelado una de las armas que seguro intentará usar Zidane a menudo para desatascar partidos.
  • El Stade de Reims sufrió dos goles de córner y un tercero de un saque en corto y posterior centro. 


Foto: Agencias

Sin duda, en el fútbol todos los factores son importantes, y desde luego para un equipo como el Real Madrid todos los recursos deben ser utilizados para desatascar partidos y solventarlos. Si algo quedó claro ayer es que el Madrid ha trabajado la estrategia a balón parado de forma concienzuda.

Tres de los cinco goles que anotó ayer en equipo durante el Trofeo Santiago Bernabéu vinieron de jugadas donde la estrategia, colocación, y juego aéreo son decisivos, y es que Zidane tiene una enorme lista de cabeceadores capaces de marcar en este tipo de jugadas: Pepe, Ramos, Varane, Nacho, Bale, y Cristiano, son especialistas en el juego aéreo y la anticipación, sin olvidarnos de lo que puede aportar Casemiro o Morata en este aspecto.

Ayer fue una herramienta que permitió solventar el partido a base de goles también teniendo en cuenta a los lanzadores de pura calidad como son Toni Kroos (2 asistencias ayer) además de la enorme calidad de los demás centrocampistas de la plantilla como son los James, Isco, Modric, Lucas Vázquez, o Asensio. Los laterales blancos, para mayor virtud, son grandes lanzadores y ponen magníficos centros. 

Si, la defensa puede mejorar teniendo en cuenta el primer partido de Liga en un campo tan difícil como Anoeta, pero la realidad es que Zidane tiene una plantilla excelsa, difícilmente mejorable, y que va a pelear por todos los títulos en juego.