Sobresaliente para Bale en el test de Pintus


  • El galés alcanzó el máximo nivel en la prueba de esfuerzo. Sólo Martin Odegaard y Tejero lograron igualar a Bale. Los lesionados Cristiano, Pepe, Keylor, Benzema y Coentrao no hicieron el test 

Antonio Pintus, el nuevo preparador físico del Real Madrid, cerró la pretemporada con una prueba de esfuerzo para ver el estado de la plantilla blanca. La prueba estaba dividida en tres y Gareth Bale, según AS, fue el que mejores datos obtuvo alcanzando el nivel 14, aunque expertos explican que un atleta de élite podría llegar incluso a 20. Lo más sorprendente es que el galés lleva trabajando desde el día 6 en Valdebebas, a diferencia de algunos de sus compañeros que se incorporaron más temprano. 

Fueron unas pruebas con un control exhaustivo. Pintus contó con la ayuda de varios colaboradores italianos para que no se escapara ningún detalle. El test fue en secreto, ya que ni la web del club ni su televisión publicaron o emitieron ningún tipo de imágenes referente al día 12 de agosto, cuando se realizaron estas pruebas. 

El examen de Pintus fue así: Los jugadores utilizaron el GPS, algo ya habitual en las sesiones de Zidane, iban cableados para captar todas las reacciones del cuerpo y llevaban puestas máscaras de oxígeno para medir su consumo. También les iban realizando analíticas con pinchazos en el dedo para comprobar los niveles de ácido láctico en sangre, y con estos niveles y el consumo máximo de oxígeno obtuvieron los datos necesarios para comprobar el estado físico de cada jugador a estas alturas. Y realizaron el Beep test, que consiste en recorrer una distancia entre dos picas antes de que un ordenador emitiese un sonido y la intensidad cada vez va aumentando más.

Los tests no sólo le servirán a Zidane para saber el estado actual de la plantilla, sino para poder adaptar los entrenamientos a los jugadores en el futuro. Aunque no todos se pusieron bajo las ordenes de Pintus. Los lesionados Cristiano, Pepe, Keylor, Benzema y Coentrao no hicieron el test, por eso, a la primera plantilla se sumaron varios canteranos: Mariano, Odegaard, Tejero, Febas y Enzo Zidane. Curiosamente, Tejero y Odegaard lograron alcanzar el mismo nivel (14) que Bale.