Faltó rematar la faena


  • El Real Madrid empató tras una polémica actuación arbitral. Bruno marcó a lo 'panenka' un penalti de Ramos y el propio central empató en el segundo tiempo. Tras ello, González González, se dejó un penalti a Benzema en la caseta de vestuarios y el Madrid se quedó con una remontada a medias.




Un infame primer tiempo y un lamentable arbitraje de González González se llevaron los primeros puntos de la temporada. Fin al récord de Zinedine Zidane con 16 victorias consecutivas. El sello más notable lo puso el colegiado del encuentro que desesperó al equipo blanco y a la parroquia que llenaba las gradas del coliseo blanco.

Muy buen Villarreal, al césar lo que es del césar, sobretodo Asenjo que fue el mejor del encuentro. Sin duda alguna, cuando alguien saca algo positivo del Bernabéu se debe de mirar directamente al tipo que guarda la portería de su equipo. Hoy, Sergio, volvió a ser determinante para sacar una mina de oro en el Bernabéu. Como ya hemos comentado, con la ayuda del colegiado que desgranaremos a lo largo de esta crónica…Paso a paso.

El Real Madrid tiró a la basura la primera mitad. La obra la enmendó Sergio Ramos cometiendo un penalti infantil – del que por cierto habría que mirar la posición y de si las manos están dentro o fuera del área – por, como les cito, manos al disparo del jugador del Villarreal. Bruno anotó con un gol soberbio y repletó de clase en la pena máxima. El centrocampista no falló y puso en alza la sorpresa en el Bernabéu.

En el segundo tiempo el Madrid contabilizó más de 20 oportunidades claras de gol y forjó la injusticia del empate. Poco tardó Ramos en empatar la contienda tras volver del descanso. Y pudo materializar la remontada el Madrid pocos minutos después, pero no lo logró gracias a un acertadísimo Sergio Asenjo que volvió a recuperar su mejor nivel tras estar muchos meses en el dique seco por desafortunadas lesiones y mala suerte.

Fue Benzema el protagonista de la jugada que pudo cambiar el encuentro. Benzema, González González y Víctor Ruiz los artífices de la jugada en el 75’. El francés cayó trastabillado por un claro penalti cometido por el central y el colegiado encendió el Bernabéu. La polémica estaba servida y se acrecentó cuando al paso de los minutos no llegaba el segundo gol.


El tiempo se agotaba y se agotó antes de tiempo sin apenas jugarse en el poco tiempo de añadido del cual se expulsó a Chendo y se finiquitó el empate y el fin de la racha. La remontada quedó a medias y faltó rematar la faena. El sábado será otra historia, y el martes otra. Y así sucesivamente…Mucho fútbol y esto no ha hecho más que empezar.