Festival de poderío en el regreso a LaLiga

  • El Real Madrid volvió del parón FIFA goleando a Osasuna y asignándose el liderato provisional de LaLiga. Cristiano, Danilo, Ramos, Modric y Pepe los goleadores del partido ante los navarros.



Goleada de poderío en el Bernabéu bajo el manto de calor. Más de 30 grados y siete goles se han visto en Concha Espina. Volvía el fútbol tras el parón de selecciones y el Madrid no ha defraudado. Goles para todos los gustos y han podido caer más de no ser por los largueros. Zidane iguala con esta victoria el récord de Miguel Muñoz con 15 victorias en LaLiga.

Regresó el fútbol y con ello, el Bernabéu, volvió a ver a Cristiano Ronaldo vestido de blanco 126 días después. Vuelve como se fue, es decir: marcando goles. Sólo tardó 5 minutos sobre el verde de Chamartín para empujar un centro medido de Gareth Bale a ras de césped. El gol abría la lata y le hizo mucho daño a Osasuna que ya veía trastornado a las primeras de cambio su plan de encerrarse con 5 defensas bajo los palos.


Luka Modric, que dio el susto en los primeros minutos al quedar adolorido en un lance del choque, fue erigiéndose como el gran protagonista del encuentro. Nadie podía pararle y si a eso se le suma tener a Bale y Cristiano como dos puñales el Madrid le pudo abrir brecha a Osasuna mucho antes de lo que lo hizo. Con Kovacic, con Danilo y Nacho entre otros. El fondo de armario muy presente y dejando muestras de lo que puede ser capaz de hacer esta temporada, y la siguiente.

Danilo, precisamente, fue quien anotó el 2-0. Osasuna pudo marcar en la acción precedente al gol, pero un larguero lo evitó. Cucharita de Cristiano para asistir a Morata, Nauzet que sale a por uvas, y el rechace lo embolsó dentro de la portería el lateral brasileño. No quedó ahí el marcador en la primera mitad. Faltaba en aparecer Sergio Ramos, en jugada parada y como sólo él sabe hacer. Tras ello, sí, se llegó al descanso.

FOTO: LaLiga

Pepe - que también volvió al once titular, estrenándose esta temporada – marcó el 4-0 para unirse a la fiesta blanca. El madridismo saboreaba ya la victoria número 15 de forma consecutiva de la era Zidane. Sin embargo, quedaban cosas por decirse.

Modric coronaba su tarde gloriosa con un tanto de genio. A Luka le falta ser español para que su nombre esté en las quinielas de la campaña periodística para el Balón de Oro. Sin dudas el mejor mediocentro del mundo. Tras el tanto, como quién no quiere la cosa, se retiraba y el Bernabéu hablaba en forma de ovación. Genio Luka Modric.

Riera maquillaba el marcador (5-1) y Borbalán pitaba penalti en un gol, inventándose una nueva norma, dejando patente el nivel del arbitraje español de hoy en día. Casilla lo paró, pero no pudo evitar el definitivo 5-2 en un remate de bella factura que anotó Unai García.


El encuentro, ya pensando en la cita Champions de la próxima semana, murió con un Benzema peleado con el gol. Dos largueros del francés, dignos de elogio, evitaron que ‘mojase’ en su regreso. El Madrid consiguió los tres puntos y ya piensa en ‘su’ competición y en ese partido del miércoles ante el Sporting de Lisboa. En Liga, cumplió con creces y dejó muestras de su poderío, de su fondo de armario y de que quiere pelear por la competición de principio a fin.