Gen ganador: esto es el Madrid

  • Mal partido del Real Madrid que terminó en victoria y en los tres primeros puntos de la competición. El Sporting de Portugal plantó cara, pero Cristiano Ronaldo y Morata rescataron al equipo del naufragio.

FOTO: UEFA


Hasta el final, vamos Real. Así podríamos titular esta crónica. ¿Un clásico, verdad? Así son los partidos del Real Madrid. Raza, casta y puro ADN blanco de luchar hasta que el colegiado pite el final. Hoy, en el debut del camino hacia la duodécima, volvió a quedar patente de que el Madrid y rendición no comulgan. Cosas distintas. El equipo blanco remontó lo que para otros es una quimera y volvió a demostrar que va a por todo esta temporada.

Morata, Lucas Vázquez y James Rodríguez fueron los cambios de Zinedine Zidane. El llamado plan B del técnico francés revolucionó el encuentro. Dio la victoria con un arreón apoteósico en plena siesta del equipo que se vio superado en muchos tramos de encuentro por el Sporting de Portugal.



En el 87’ el campeón estaba tendido en la lona. Pero no se engañen, nadie le remató y eso en el Real Madrid se paga. Un libre directo de Cristiano Ronaldo que lo embolsó a la mismísima escuadra de su compatriota del conjunto luso sirvió para activar la épica blanca. Una vez más. Cristiano Ronaldo no lo celebró por respeto al equipo que le formó, por cierto, ya es el jugador que más faltas ha anotado en la Champions League. Ya en el 94’, cuando el partido agonizaba, un gran centro de James directo a la cabeza de Morata volteaba la historia del primer partido de la Copa de Europa.

Hasta entonces el dominio era completamente del Sporting de Portugal. Bruno César hacia saltar la sorpresa al iniciar la segunda mitad. Dejando claro que el gran primer tiempo del equipo portugués no era casualidad. Pudo marcar en la primera mitad e hizo más méritos que el Real Madrid hasta el tramo final. Los madridistas, tocados, tan sólo tiraron 3 veces a portería. Gareth Bale, maltrecho por un golpetazo de Coates y Casemiro que se las tuvo y retuvo con Adrien Silva fueron los mejores de un apagado equipo ‘merengue’.


Los cambios le dieron vida y como ya hemos contado, una y otra vez el Real Madrid volvió a ganar y a hacer posible la remontada. Ya saben el dicho, noventa minuti en el Bernabéu…son molto longo. Se le hicieron muy largos a los de Jorge Jesús que vio el ‘desplome’ desde la grada cabizbajo y viendo como Zidane sabe y mucho de esto. Cambió el partido y se llevó los tres primeros puntos de la fase de grupos. Unos tres puntos capitales, visto lo visto del Borussia Dortmund y empezando en casa la liguilla. El Madrid lo volvió a hacer. Una vez más…