Mereció más

  • El Real Madrid mereció la victoria y se fue con un reparto de puntos en Canarias. Araujo consiguió el empate tras una serie de rebotes y rechaces y puso el 2-2 final. Asensio y Benzema fueron los goleadores de los blancos, que siguen - aun así - en lo más alto de LaLiga.
FOTO: Reuters


 L a injusticia. Esa acción que es contraria a la justicia. La palabra que mejor define a lo que hemos visto en las Islas. Un Madrid trabajador que ya se veía volviendo a la capital con los tres puntos y pensando en el Dortmund. Ese Madrid ha visto como la UD Las Palmas le ha arrebatado dos puntos en un final trágico y falto de intensidad.


Un bombardeo más y de nuevo con el premio menor. Otro empate en dos encuentros y la racha de victorias consecutivas se ha frenado en seco. Lo del otro día fue distinto. El Madrid, en Canarias, sí que mereció la victoria y la UD Las Palmas se topó con la suerte de cara. La jugada que mejor refleja lo que ha sido el partido ha llegado en el minuto 85. A trompicones se la han llevado los amarillos y tras un cúmulo de infortunios el balón acaba dentro de la portería de Kiko Casilla. El Madrid en ese momento guardaba la pelota y ya se veía con los tres puntos. Incluso ha rondado el 1-3 que jamás llegó…

Así es el fútbol y no sirven las excusas. El Madrid jugó mejor que Las Palmas y tuvo el mismo premio, es decir, un reparto de puntos que saben agridulces para los blancos y magníficos para los amarillos visto lo visto en el terreno de juego del Gran Canaria.

La mejor noticia es que el Madrid seguirá líder gracias a los goles de Asensio y Karim Benzema. Dos goles que sirven para mantenerse en la cima. Al gol inicial de Asensio le llegó el premio rebasada la primera media hora de juego y cuando el Madrid ya había probado a Javi Varas de todas las formas y de todos los colores. Tana sorprendió empatando pocos minutos después y cazando un gol de la nada. Cierto es que los ‘merengues’ en el primer tiempo jugaron por momentos al ‘tran tran’ y concediéndole la posesión a los de Setién.

En la segunda mitad el Madrid cogió las riendas del encuentro y se organizó sin Morata ni Cristiano – ambos sustituidos – y con Benzema y Lucas en el terreno de juego. Benzema precisamente hizo el que parecía ser el gol de la victoria.

A todos les pilló por sorpresa el empate de Araujo a 5 minutos del final y ya en el tiempo añadido tanto Benzema como Isco tuvieron el gol Real Madrid, nos referimos a la épica. Pero como ante el Villarreal entre semana no le llegó y volvió a cosechar un empate en LaLiga. El martes tocará Dortmund, de nuevo, ante un conjunto amarillo. Aunque será otra historia. Y será en Alemania…