¿De verdad hay dudas sobre el Balón de Oro?


  • Tras anotar Messi un hattrick contra el débil Manchester City de Guardiola, los medios de comunicación catalanes y algunos madrileños intentan reavivar un debate extinto sobre el Balón de Oro.
  • El portugués viene de ganar la Undécima con el Real Madrid y la Eurocopa con Portugal, siendo decisivo en ambos trofeos. 
  • Messi ha ganado la Liga y la Copa del Rey, pero ha fracasado con Argentina, otra vez, y fallando un penalti decisivo en la final. 


Fotos: Agencias

Tras la goleada del Barcelona al Manchester City de Guardiola, criticado por toda la prensa internacional por su planteamiento estrafalario, y por caer goleado y derrotado, los medios de comunicación catalanes e incluso algunos madrileños tratan de "apretar" la candidatura de Messi para el Balón de Oro que se entrega en el próximo mes de enero del año que viene.

Parece que la memoria de algunos es intencionadamente corta. Han olvidado rápidamente quién ha sido el Rey la pasada temporada. Y es que Cristiano Ronaldo viene de hacer 15 goles en Champions, además de ganarla con el Real Madrid, y por si fuera poco, campeón de Europa con Portugal, en la que sus decisivas actuaciones, incluso ejerciendo de "entrenador" durante la prórroga una vez lesionado arengando a los suyos, lo convierten en el dueño indiscutible del galardón que será el cuarto en el palmares del astro luso nacido en Madeira

Messi, por el contrario, ciertamente ganó la Liga y la Copa del Rey, pero su equipo fracasó en Champions, en una actuación del argentino para olvidar, y con Argentina, la cosa no mejoró: perdió la final de la Copa América Centenario fallando un penalti en la tanda decisiva. Algunos critican a Cristiano por anotarlos, pero por lo menos él si lo hace, como en Milán. Otros, solamente pueden lamentarse, llorar, y "abandonar" a su selección a la primera de cambio. Supongo que serán dos formas distintas de liderazgo.



Lo que está claro es que crear un debate muerto y artificial de antemano poco sentido tiene en este momento. Messi ha merecido el Balón de Oro en muchas ocasiones (no en todas, o sino, pregúntenle a Iniesta o a Xavi) pero en esta no, en absoluto. Cristiano ha sentenciado hace tiempo un galardón que nadie más que él merece. Negarlo, es negar lo evidente.