El futuro balón de oro


  • La máxima aspiración de un jugador de fútbol en lo personal es el ganar el balón de oro y así, ser considerado como el mejor jugador del mundo. Pero esto es algo que muy pocos futbolistas tienen a su alcance.


En las grandes ligas del mundo juegan grandes jugadores en grandes equipos y, a medida de que pasen los años seguirán apareciendo otros grandes jugadores que probablemente serán fichados por dichos grandes equipos. A estos se les denominará como "promesas", que luego se convertirán o no en "estrellas".

Cristiano Ronaldo fue una promesa, Messi fue una promesa, Kaká, Zidane, Ronaldo Nazario, Rivaldo, Figo, todos fueron promesas de las cuales se esperaba mucho. Michael Owen, Nedved, Shevchenko, Cannavaro, Ronaldinho, todos algún día fueron las principales promesas de sus respectivos equipos, las futuras referencias mundiales del mundo del fútbol.

Todas estas viejas promesas consiguieron algo en común, el galardón que les concedía ser considerado como el mejor jugador del mundo, el balón de oro. Ese galardón que desde el año 2008 no conoce otro ganador que no sea Cristiano Ronaldo o Leo Messi.

A sus 27 años, hay un jugador que hace ya tiempo dejó de ser una promesa para convertirse en una realidad, para ser una de las mayores estrellas que ha conocido el mundo del fútbol, el principal candidato a romper la hegemonía impuesta por Cristiano Ronaldo y Messi a ser considerado como el mejor jugador del mundo. 

Este jugador tiene nombre y apellido, Gareth Bale, y es que el "Expreso de Cardiff", con el paso de los años se ha convertido en un referente mundial en el mundo del fútbol, siendo una de las principales estrellas de un club como lo es el Real Madrid y guiando a su selección, la de Gales, a hacer historia clasificándose por primera vez para la Eurocopa.

Gareth Bale ha conseguido forjarse como una gran estrella a base de goles decisivos, carreras por la banda, zurdazos impresionantes hasta el fondo de la red, siendo un auténtico portento físico, llegando a ser una de los jugadores de moda de este gran mundo del fútbol. ¿Lo mejor de todo esto? Gareth Bale no ha tocado techo, y es que el "Príncipe de Gales" se podría decir que está en su mejor momento y que este momento solo puede mejorar, pues Gareth está en la edad perfecta para ello y demuestra, partido a partido, su potencial para llegar a ser el mejor jugador del mundo.

Con casi total seguridad, cuando nombremos a Bale, estaremos nombrando al futuro balón de oro.