La fuerza del líder

  • Cristiano Ronaldo con un hath trick dio los tres puntos al Real Madrid en Mendizorroza. Morata el autor del otro tanto de la goleada. El equipo de Zidane tuvo que remontar el encuentro tras el tanto inicial de Deyverson. 



Trabajada victoria del Real Madrid en Vitoria ante el Alavés. Fue ante un conjunto que sembró el terror puntuando en el Calderón, ganando en el Camp Nou y que proseguía una racha de no perder en Mendizorroza todo el encuentro que jugaba. Tuvo que salir el poderío del líder de LaLiga para frenar al Alavés de Pellegrino.

Cristiano Ronaldo vuelve a demostrar que sigue muy vivo. 3 goles para ponerse ya con números de altura a pesar de tirarse varios encuentros sin marcar. Tiró del carro del líder para seguir en lo más alto de la tabla. En la semana de Halloween, los rivales le tienen miedo al crack portugués que sigue en su carrera por lograr el Balón de Oro.

No le fue fácil al Real Madrid ganar en el Estadio de Mendizorroza. Empezó marcando Deyverson. Disparó con acierto en la primera llegada de los vitorianos y puso un 1-0 que desencajaba al líder. Fue una estocada en la que el Alavés demostraba que tocaría resistir si se quería seguir arriba. Para resistir hay que sufrir. De nuevo encajando un gol. Pero como dice Zidane: ‘’Sin sufrimientos no se ganan las Ligas’.

10 minutos tardó en desperezarse el Madrid. Fue por medio de Cristiano Ronaldo y con un penalti claro por mano de Dyverson. Alexis y la afición del Alavés clamaban contra el arbitraje. Lo cierto es que ¡28 partidos después! Le pitaron un penalti al Real Madrid y la bestia, no falló.

Golpeó duro tras el 1-1 con el 1-2, de nuevo, Cristiano Ronaldo. Zapatazo desde la frontal que le colaba a Pacheco. Cristiano hambriento de goles saciaba su sed por momentos. Al bicho hay que alimentarle a base de tantos. En Vitoria se hinchó.

Al descanso se llegaba con la remontada y con síntomas de que el Madrid quiere esta Liga. En otras temporadas partidos así ya se daban por perdidos y el equipo bajaba los brazos. Pese a las adversidades en forma de lesión – le tocó caer a Pepe lesionado – el Madrid salió goleando al Alavés.

En el segundo acto Cristiano Ronaldo tuvo tiempo para culminar su obra. Un gol y un penalti fallado. El luso marró la pena máxima – en un penalti dudoso – y anotó acto seguido para desquitarse. Morata – una y otra vez, el canterano que salió desde el banquillo – completó la goleada con una gran vaselina y el Madrid sigue siendo el líder de LaLiga.