Locura de derbi que mantiene invicto al Madrid


  • Los blancos siguen siendo líderes en la Liga Endesa en un partido donde Movistar Estudiantes no le ha puesto las cosas fáciles mantenido un alto nivel en los tres primeros cuartos, pero bajando la intensidad en el último 
  • Jaycee Carroll ha sido el líder en el último cuarto anotando 13 puntos en 4 minutos 




Balón al aire y primera posesión para el Estudiantes a mano de Jordi Grimau. El comienzo del partido fue trepidante en el Barclaycard Center. Randolph estreno el marcador a los dos minutos de partido (0-2). Ambos equipos optaron empezar con una intensa defensa, pero los de Salva Maldonado no se quedaron atrás y anotaron un triple y otro de dos (5-2).

Los blancos optaron por la velocidad, y el Estudiantes por la defensa y un ataque agresivo, sabiendo leer muy bien la defensa del Madrid. A falta de un minuto para finalizar, Anthony Randolph sentencio la primera parte con un mate para dejar a su equipo a cinco por delante en el tanteador (17-22).

En la salida del segundo cuarto el Estudiantes tenía la necesidad de anotar, viendo que se estaba produciendo la máxima diferencia hasta el momento (17-27) y que no habían vuelto a encestar desde el cuarto anterior. Aunque solucionaron rápido su falta de puntos con dos tiros libres de Jamar Wilson gracias a una falta que provocó falta a Hunter (19-27).

A partir de ahí, los de Maldonado volvieron a meterse en el juego posicionándose a tres del Madrid (24-27). El Real Madrid no dudó en continuar con su intensa defensa, pero eso provocó que en la mitad del encuentro ya acumulara cuatro faltas. Además, los de Pablo Laso cada vez estaban más apagados, con un parcial 13-2, y viendo como su rival se ponía por delante. El técnico blanco intentó revertir el encuentro dando entrada a Llull y Ayón, pero esto no evitó que la locura del derbi que se vivó en Madrid acabara a favor de los locales (42-37).

El encuentro se reanudó con la misma intensidad. El Estudiantes continúo siendo líder y el marcador se resistió hasta minuto y medio con la máxima diferencia de los locales (44-37). Pero los blancos no bajaron la guardia, y un triple de Rudy Fernández les dejo uno por encima (53-54).

El derbi estaba bastante caliente y muy igualado. Una técnica de Ayón sobre Ali Traoré, que juega su primer año en la Liga Endesa, devolvió el liderazgo al Estudiantes (59-57). Pero el capitán del conjunto blanco, Felipe Reyes, salió a cancha estando atento a todo: rebote, defensa y tiro. Llull fue quien consiguió que en el último momento los blancos pudieran estar por delante al final del tercer cuarto (68-70).

El último asalto del partido fue el más peleón de todos por parte del Madrid. El Real Madrid consiguió recuperar la máxima diferencia (70-80) rompiendo el derbi. Movistar Estudiantes no se recuperaba, y tras haber estado en los tres primeros cuartos muy intensos, no se explicaba su bajada al final. Carroll fue el que más destaco en estos últimos diez minutos de partido con 13 puntos en apenas cuatro minutos. 

El Real Madrid sentenció el partido (88-96) demostrando el talento y porque son los líderes en la clasificación. Los de Pablo Laso siguen manteniéndose invictos, y ahora apenas tienen 48 horas para poder preparar el encuentro del marte de Euroliga frente al Baskonia (21:00h).