Máxima seguridad en Madrid por la llegada de los ultras del Legia

  • Las 4.000 localidades para los aficionados polacos ya han sido vendidas y el club está bloqueando la compra de entradas desde Polonia. A los radicales se les relaciona con la muerte de un ultra del Widzew Lodz 

El Real Madrid está preocupado por la visita del Legia al Bernabéu. La seguridad es lo que más les preocupa. Las localidades que le corresponden al club polaco (4.000) ya están vendidas, y se calcula que 300 de ellas serán ocupadas por los peligrosos ultras, los responsables que han causado que el Legia-Real Madrid del 2 de noviembre será a puerta cerrada.

Además, el club blanco teme que la compra de las entradas siga creciendo. Por ello se ha bloqueado la venta on-line a compradores que quisieran pagarlas con tarjetas de débito o crédito polacas. No obstante, los aficionados polacos se las están ingeniando. 

Katarzyna Cenian, vicepresidenta de la peña madridista polaca Águila Blanca, afirma que algunos aficionados van a comprarlas a taquilla, ya que allí no piden el pasaporte. “Sabemos de gente que ha comprado entradas a través de familiares en otros países que tienen tarjetas bancarias no polacas. Un chico estuvo el otro día en la taquilla y compró seis aunque dijo que era polaco, porque quería asegurarse de que no habría problemas luego en el acceso”.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado estarán pendientes de los movimientos de los hinchas polacos, que llegarán a Madrid a partir de hoy. Preocupa la presencia de miembros de los Teddy Boys 95 (TB95), el núcleo duro de unos ultras del Legia que son reconocidos devotos de la pirotecnia, por lo que se vigilará intensamente que no introduzcan bengalas ni petardos. 


La prensa local les ha vinculado con el asesinato a tiros de un ultra del Widzew Lodz hace justo diez días, y la dura sanción de la UEFA fue motivada, en gran parte, porque atacaron con sprays de pimienta a los stewards que les separaban de los aficionados del Borussia del pasado 14 de septiembre.

La policía portuguesa tomó nota y en el Sporting de Portugal-Legia del 27-S viendo el peligro que se avecinaba. Se desplegaron 500 efectivos, pese a que sólo viajaron 400 hinchas desde Varsovia.