¿Por qué está en crisis de juego el Real Madrid?


  • Diversos factores han terminado por desencadenar una crisis de juego en del Real Madrid, y ya le ha costado cuatro empates (6 puntos en Liga).
  • Las lesiones de jugadores clave, la mala condición física de jugadores clave, la falta de intensidad y algunas decisiones equivocadas desde el banquillo, los motivos de la primera crisis de la era Zidane.


Foto: Agencias

El Real Madrid no atraviesa por un buen momento. Desde la baja de Casemiro ante el Espanyol, la dinámica del equipo ha sido mala, pero ya daba síntomas en los partidos contra el Celta en el Santiago Bernabéu, contra el Sporting de Portugal (ambos ganados con épica, en especial el de Champions) y finalmente el partido frente al Villarreal terminó para desencadenar la crisis. He aquí los motivos por los que el Real Madrid ha pasado de una dinámica positiva de juego a una negativa que le ha llevado a cuatro empates seguidos.

Falta de intensidad

La primera de las razones de que el equipo de Zidane no resuelva partidos que a priori tenía ganados o con una expectativa razonable de ganarlo es la falta de regularidad de su equipo, que normalmente suele "relajarse" en la segunda mitad, o empieza los partidos sin la tensión necesaria para un equipo campeón, Así le sucedió en el empate con Las Palmas y con el Dortmund, partidos que tenía controlados. El Eibar puso en evidencia la mala entrada a un partido sin tensión alguna. Con el Villarreal sucedió lo mismo que con el equipo armero: una primera parte para olvidar, y una remontada no culminada. 

A nivel defensivo, un desastre. Marcelo, previamente a su lesión, ya era un coladero, y nada tenía que ver con su nivel en pretemporada. Carvajal solamente cumplidor, es de los pocos que se salva junto a Nacho, siempre solvente. Lamentable estado de Varane, fallón e inseguro, un Ramos con excesiva confianza que cuestan goles y disgustos, y un Pepe que todavía no ha entrado en el equipo con regularidad.


Mala condición física y desacierto

A nadie se le escapa la mala condición física de jugadores que deberían ser fundamentales para la resolución de partidos de envergadura como puede ser por ejemplo, Karim Benzema. El francés, junto a Isco, Marcelo antes de su lesión, o Cristiano (que tiene la justificación por su lesión que le impidió hacer pretemporada) han provocado que el rendimiento ofensivo del equipo esté mermado. Morata sigue sin responder cuando más se le necesita salvo en el partido contra el Sporting de Portugal, Lucas Vázquez no entra en juego, y se apuesta por la BBC sin condiciones, aunque se encuentre alguno de sus miembros en un estado digno de irse al banquillo. 

El equipo no está fino de cara a puerta, y eso se entiende revisando los números de los principales jugadores de ataque del Real Madrid. Cristiano en Liga suma 1 gol en siete jornadas, Bale, lleva 3. y Benzema suma 2 tantos. Necesita mucho más el Madrid de sus delanteros.

Decisiones equivocadas

Puede que a algunos les cueste admitirlo, pero en algunos partidos los cambios o las alineaciones no han sido tal vez la más adecuadas. En el partido frente al Borussia Dortmund se dejó un cambio por hacer, y el de Morata se realizó tarde, cuando ya habían empatado los alemanes. No se trata de hacer cambios por hacer, sino de refrescar al equipo con jugadores como Álvaro Morata o Lucas Vázquez, sobre todo este último que tiene un rigor táctico enorme. El no cambio de Marcelo, lesionado en los momentos anteriores al gol del Villarreal en el Bernabéu, y la presencia de un Benzema que ante el Eibar tocó su primer balón en el minuto 30, reflejan malas decisiones que a la postre influyen en esta racha tan negativa. Es preferible siempre que juegue el que mejor está, y Lucas Vázquez siempre rinde. El caso de Keylor Navas podría ser reflejo de la precipitación por incorporar un jugador que todavía no tiene ritmo de competición, de ahí sendos fallos ante Dortmund y Eibar


Las lesiones... Otra vez

No es nada nuevo en el Real Madrid ver la enfermería repleta cada temporada, y ya es alarmante. La baja de Casemiro era un auténtico descalabro para el equilibrio táctico del Real Madrid, pero la baja de Luka Modric al mismo tiempo, supone un fallo del sistema. El equipo de Zidane no tiene fútbol sin el croata, salvo el que le puedan aportar Kroos, o James, que para colmo se lesionó en el calentamiento contra el Eibar. Isco no está, ni se le espera, Asensio debe volver a su mejor versión, Kovacic tiene que mejorar, y está claro que Kroos no es un "5", ni jamas lo será. Lo saben todos los rivales, hasta Fran Rico, ex jugador del Madrid, que marcó el gol del Eibar en el Bernabéu caminando hacia el área sin que nadie estuviera pendiente de su presencia. El Madrid debe plantearse seriamente recuperar a Marcos Llorente en invierno. Durante el mercado de verano hablamos varias veces de lo aconsejable de un fichaje recambio y de Casemiro y de su mismo perfil como Kanté o Sissoko. El club y el cuerpo técnico decidieron no fichar a nadie, y ceder a Marcos Llorente. Ahora tienen un problema, y gordo. 


¿Cómo superar la crisis?

El Real Madrid debe recuperar la mejor versión de la BBC, intentar recuperar a los lesionados cuanto antes, traer de vuelta a Marcos Llorente para tener un recambio competente de Casemiro, y darle galones a James (veremos el alcance de su lesión), Lucas Vázquez y porqué no, probar de vez en cuando a Mariano. Quién sabe si a día de hoy, el dominicano no sería capaz de quitarle el puesto a Benzema o a Morata, visto lo visto. "Juegas como entrenas", y esta máxima se cumple en todos los equipos. El Madrid necesita espabilar, ponerse las pilas en cada partido, y entender que no por llevar la elástica blanca los partidos se ganan  sin disputarlos, por muy modesto que sea el rival que tienes delante. Toca trabajar más que nunca si se quieren lograr los objetivos al final de temporada, especialmente el que más quiere la afición: La Liga