¡Palizón histórico en el Palau!

  • Los blancos han sabido llevarse el Clásico europeo en un partido donde se mostraron muy superiores llegando a superar los 100 puntos (63-102). Doncic destacó sabiendo llevar al equipo hacia la victoria en el último cuarto 
FOTO: AS

Los hombres de Pablo Laso han sabido tomar la revancha de la Liga Endesa. La última vez que se midieron el Barça Lassa les venció, pero está vez han sido los blancos los que han tomado el mando. Era necesaria la victoria, y lo han conseguido. Todos lo jugadores participaron, pero en especial Llull, que tomó las riendas del partido al principio, y Doncic, quien condujo la victoria en el último cuarto.

El FC Barcelona Lassa empezó teniendo la posesión, pero los blancos no tardaron en hacer que el balón cayera en sus manos. Doncic fue el encargado de estrenar el marcador con un triple, y Noccioni le siguió con uno de dos. Los locales sabían muy bien que iban a tener que hacer uso de una fuerte defensa para poder parar a los blancos. Y así lo hicieron. Estuvieron muy atentos bajo el aro para poder robar el balón.

Desde que el Chacho se marchó a la NBA, Llull ha sido quien ha tomado el mando del equipo. Y en el Clásico ha sabido demostrarlo. Dirigió al equipo organizando jugadas, y sabiendo hacer que su equipo liderada el encuentro (7-12). Pero, como era de esperar, cada vez que pasaban los minutos más se iba calentando el partido. Los ataques eran muy agresivos por parte de ambos equipos, pero los blancos eran los únicos que podían mantenerse por encima en el marcador (12-18).

Hubo algún que otro contratiempo. Holmes recibió un fuerte golpe en la nariz, cosa que hizo que tuviera que abandonar la cancha, aunque todo quedó en un susto y el partido continuo. Randolph apareció para demostrar sus maravillas con el aro pasado y Rudy con sus triples. Todos supieron colaborar y se mostraba un magnifico Real Madrid que sin duda venía con ganas de revancha tras la derrota de la Liga Endesa (17-29).


En el segundo cuarto los hombres de Bartzokas no dudaron en poner mano dura. Salieron agresivos y sin duda los de Laso lo sufrieron, aunque el marcador mostrará lo contrario (21-34). Randolph se impuso en el Palau con los tapones, pero el Barça Lassa cada vez iba creciendo más. Estaban muy atentos al rebote, y aunque el marcador seguía estando a favor de los visitantes (25-36), aunque el Barça estaban siendo superior a los blancos. Sin duda el rol en el segundo cuarto cambio.

El duelo continuaba estando caliente. Hubo una antideportiva sobre Othello Hunter, que no dudo en aprovecharlo para poder seguir sumando (25-42), llevando la máxima diferencia de 17 puntos hasta el momento. La revancha se estaba cumpliendo en la primera parte. Rudy no paraba con sus triples, Randolph seguía con los tapones y el resto del equipo colaboraba con la defensa. No les escapaba ningún balón y los blancos se fueron a la segunda parte liderando, como habían hechos desde el principio (31-54).

El partido se reanudo y los locales fueron los encargados de empezar a sumar (32-54). Salieron fuertes, y la pareja Perperoglou y Rice supieron entenderse para ayudar al equipo a seguir creciendo. Pero aun así, los blancos salieron en la segunda parte imponiéndose (37-66). El técnico blaugrana, en medio de la desesperación, tuvo que pedir tiempo en la mitad del cuarto viendo que su equipo no levantaba cabeza. Era necesario reorganizar al equipo. Sus jugadores no dudaron en hacer caso a su entrenador: apretaron en defensa y ataque. Pero se volvía a repetir lo mismo. Y es que el Madrid no bajaba su intensidad. Draper hizo un mate dejando bien claro que el Clásico iba a ser suyo (42-70). Aun así, Laso no veía las cosas muy claras y dio entrada a Hunter, sustituyendo a Ayón.

Los blancos se marcharon al último cuarto mostrándose como vencedores (46-75). Durante los últimos diez minutos los locales lo intentaron todo, pero estaban tan por detrás del marcador que les era imposible alcanzar a su eterno rival. Doncic fue quien tomó el mando en el campo, y recibió algún que otro golpe, pero continúo como si nada.

FOTO: Euroleague
Sin duda ahora el FC Barcelona Lassa querrá la revancha la próxima vez que se vean las caras. El Real Madrid se llevó el Clásico europeo (63-102) siendo muy superior a su eterno rival llegando a superar los 100 puntos. Sin duda Doncic siguió creciendo y demostrando que puede dirigir al equipo.