El Real Madrid no puede tirar de confianza ante el Galatasaray


  • El Real Madrid recibe este jueves 3 de noviembre en el Barclaycard Center al equipo turco Galatasaray Odeabank Istanbul en la quinta jornada de la Euroliga (21:00h, Movistar Deportes 1)
FOTO: Real Madrid


La Euroliga ya está en la quinta jornada, y el Real Madrid vuelve a casa para enfrentarse al Galatasaray, equipo con el que se mantiene invicto hasta la fecha. Los blancos han jugado un total de cuatro partidos frente los turcos. Todos han sido en el Top 16 en 2014-15, donde los de Pablo Laso se han llevado la victoria siempre (4-0). La última vez que se midieron fue en Estambul, donde los blancos se impusieron por 71-107.

Ahora el Real Madrid tira de confianza. Ocupa la tercera posición de la liga continental, por encima se encuentran CSKA en primera posición, y Fenerbahce en segunda, y promedian 90 puntos por partido. Hasta el momento, de los cuatro partidos que han disputado, solo han sido derrotados en uno (3-1). Este fue ante Baskonia (87-91).

Por otro lado, el Galatasaray sigue buscando su primera victoria (0-4). Tras haberse enfrentado en casa a CSKA Moscú (84-109), Estrella Roja (83-85) y Fenerbahce (87-103), y de haber perdido como visitante ante el Maccabi Tel Aviv (98-92) todavía no conoce la victoria. Pero a pesar de sus malos resultados es el equipo que más puntos recibe en la competición (98.75 de media). Pero para poder ganar al Madrid, tendrá que apretar en defensa en vez de optar el acierto.
Sin embargo, el Real Madrid no puede tirar de confianza. La mala posición de los turcos en la clasificación de la Euroliga no es el resultado de su calidad. El Galatasaray sólo ha perdido un partido en la Liga turca en las cuatro jornadas que llevan. Además, tira de un equipo con jugadores clave como: Vladimir Micov, Sinan Guler y Blake Schilb, y de las nuevas incorporaciones de la temporada: Emir Preldzic, Alex Tyus, Deon Thompson, Tibor Pleiss, Austin Daye y Jon Diebler.

Además, el domingo se enfrentan al FC Barcelona Lassa. El hecho de jugar el Clásico de la Liga Endesa hace que le den más importancia a ese partido que el de la Euroliga. Pero en la competición europea uno no se puede dormir. Cualquier fallo puede repercutir en esta liga tan exigente.