Llull pone el engranaje y vapulea a su ex equipo

  • Un gran tercer cuarto del Madrid de Laso comandado por Sergio Llull le da la octava victoria. Los blancos cierran el mes fantástico en lo más alto de la tabla. El de Mahón, con 24 puntos y 36 de valoración en apenas 16 minutos, máximo anotador del encuentro.
FOTO: Real Madrid (A. VIllalba)


Partido especial y con alicientes en el Palacio de los Deportes. El Real Madrid de Pablo Laso cerraba el mes frenético de partidos ante el ICL Manresa, ex equipo de Llull de la 2005-2007, en casa y con el cariño de su afición. A Jaycee Carroll se le hizo entrega en el inicio del choque una camiseta conmemorativa, al grito de "Ya eres leyenda del Madrid" para celebrar su reciente renovación con el conjunto blanco y que ya es el extranjero con más partidos en la historia del club. El estadounidense visiblemente emocionado visionó sus mejores jugadas desde que es blanco en los videomarcadores.

Inicio accidentado
Tras la emotividad inicial empezó la contienda. Se medía el líder de la Liga Endesa ante el colista de la tabla. Choque, a priori, muy desigualado y con una enorme diferencia entre los equipos. David contra Goliat en el Palacio de los Deportes. El choque empezó duro y accidentado con Felipe Reyes retirándose ya en el primer minuto de la pista. El capitán blanco se fue a los vestuarios antes de tiempo debido a unas dolencias que no le permitían seguir en el choque – fue atendido y regresó al banquillo minutos después -. Tuvo peor suerte el jugador del Manresa, Auda, que fue atendido en la misma pista y se retiró en camilla con la ovación del Palacio.

En lo que se refiere a hostilidades, en el primer cuarto y desde bien temprano Sergio Llull empezó ya a ‘engrasar’ la maquinaría. El Manresa metió 17 puntos en el primer periodo, aunque fue el Madrid quién se llevó la palma con 25 puntos anotados. Gracias en parte a la aportación de Llull – no podía ser de otra manera – extramotivado por enfrentarse al equipo que le formó. Doncic, Ayón y Maciulis – con 6, 4 y 3 puntos, respectivamente – fueron los otros anotadores del cuarto que terminó 25-17.

Llull, desencadenado
En el segundo periodo, el Real Madrid, intentaba despegar de la mano de las aerolíneas Taylor. Cakarun y Suggs sujetaban al Manresa en el marcador. El equipo catalán aguantó y no le perdió la cara al encuentro ni con el recital desde la línea de triple del Real Madrid. El colegiado, como es habitual ya en los partidos que se disputan en el WiZink Center esta temporada, quiso tener su momento de gloria - para ‘incendiar’ las gradas - al señalar la expulsión de Andrés Nocioni para terminar con el 41-36 al final de la primera mitad.

Empezó el tercer cuarto y el Madrid de Llull empezó a sentar cátedra en el Palacio. Otro ejercicio de cómo ganar los partidos cuando al equipo le da la gana. Llull, con 24 puntos, destrozó de un plumazo las aspiraciones del Manresa. Levantó el Palacio y volvió a ofrecer un recital sólo a su alcance. Ibon Navarro se preguntará el ¿cómo es posible? La explicación la tiene Sergio Llull que convierte al Madrid en pura magia cuando se lo propone. El tercer cuarto terminó con un 74-51.

FOTO: (ACB Photo) A Villalba



 En el último cuarto faltaba cerrar la contienda y sumar una nueva victoria. La octava de forma consecutiva y tras haber finalizado un mes loco con el único lunar de caer en Moscú. La octava la cerró la ‘metralleta’ Carroll y con el Madrid ofreciendo un show time en Madrid para vapulear al Manresa con Taylor, Doncic y Hunter haciendo de las suyas. El marcador final reflejó lo visto en pista (96 -70 ), ahora toca descansar, en una semana limpia, para medirse al Fuenlabrada en un derbi madrileño el próximo domingo.