Control y eficacia

  • Los goles de Benzema al final de la primera parte, y Cristiano al final de la segunda, solventaron un partido en el que el Madrid dominó, pero no tuvo una excesiva puntería, si bien golpeó en el momento justo al América, que no tuvo casi jugadas de ataque, salvo alguna ocasión aislada. El Madrid de Zidane está en la final del Mundial de Clubes en la que se medirá al Kashima el próximo domingo. Partidazo de Lucas Vázquez, incansable por la banda derecha, y de Modric, que controló el tempo del partido en todo momento. 


Foto: Agencias

BATALLADOR: El carácter y fuerza de Lucas Vázquez es digna de admiración. Con partidos como los de hoy, merece ser titular independientemente de que haya lesiones. Se lo ha ganado por derecho propio.

EL MOTOR: Cuando el juego pasa por Modric y el croata toca el balón con frecuencia, todo parece ir a favor del Madrid. El croata realizó un partido brillante de control de balón, pase y visión de juego.

MATADOR: Cristiano finalizó el partido con su gol a pase de James, pero realizó un gran partido con buen porcentaje de pases, asociándose y creando mucho peligro, incluido un tiro al palo. 

POCO FÚTBOL: El Club América de México poco pudo hacer ante una versión sobria del Madrid sin grandes alardes, que anoto en el descuento de ambas mitades. Sin ideas claras y sin un remate claro en toda la segunda parte.