Cristiano regularizó su situación antes de ser inspeccionado por Hacienda

  • IUSPORT asegura que el jugador se adelantó a la inspección de Hacienda y regularizó su situación fiscal antes de que la AET actuase contra él
FOTO: Agencias

Cristiano Ronaldo está acogido al Régimen de los Impatriados (la llamada “Ley Beckham”) en materia de fiscalidad, en lugar del habitual Régimen General. La diferencia principal es que en el primero de ellos sólo se tributa por lo que se gana en España, mientras que en el segundo tributan todos los ingresos, independientemente de dónde se hayan conseguido.

El jugador portugués tiene firmados numerosos contratos de derechos de imagen, y la repercusión de dichos contratos es a nivel mundial. Antes de la inspección de Hacienda, el futbolista regularizó su situación con el pago de 9 millones de euros a la Agencia Tributaria. Actualmente, dicho organismo está analizando si el criterio de imputación llevado a cabo por el jugador para la regularización es correcto o no.

Hasta que esta comprobación no se realice, no será posible saber si ha sido correcta o no la regularización practicada por el portugués, pero de ahí a cometer un delito fiscal hay un gran trecho.
Como publica Iusport: "Uno de los principios básicos del Derecho Penal en este ámbito se basa en que si reconoce la situación tributaria y se regulariza la situación antes de la existencia de una Inspección de Hacienda, no existe el ilícito penal contemplado por el Código Penal y, en consecuencia, no existiría la comisión de un delito".