El Madrid barre al Obradoiro en la segunda parte

  • El Real Madrid vence con una muy buena segunda parte al Obradoiro y cierra el año sin perder en casa, algo que es de leyenda y nadie había hecho en Liga Endesa en 29 años.
FOTO: ACB Photo/Á.Martínez

Hoy vimos el regreso de Llull. Hoy vimos el fin de año blanco en casa. Hoy vimos un Madrid de leyenda. Y es que hoy los blancos arrollaron al Rio Natura Monbus en casa con un festival de triples y con una fiesta de récords e hitos.

Y es que con su triunfo ante el Obradoiro, el conjunto merengue completa un 2016 perfecto en el WiZink Center en Liga Endesa con 24 victorias y ninguna derrota. Es la primera vez que pasa en la Liga Endesa desde 1987. Además, hay que sumar que el equipo blanco ha conseguido su sexta mayor victoria en ACB, ha igualado su mayor diferencia en un cuarto y se ha quedado a un triple de su récord en Liga, aparte de hacer su cuarta mejor marca en el apartado de asistencias, con 28.

El Obradoiro, que empezó dando batalla y terminando al descanso sólo 8 abajo, cayó estrepitosamente y terminó 47 puntos abajo, viendo según empezó el tercer cuarto como los de Laso volaban hacia los más de 100 puntos. 

Los de Moncho Fernández supieron ir al frente gracias, en mayor medida, a Rosco Allen, aunque también estuvieron presentes Yusta y Pustovyi. Los blancos, sin embargo, iban como una piña todos adelante aunque Carroll, Llull y Nocioni fueron los máximos anotadores.

Rudy llevó el control del equipo e hizo 8 asistencias, una tan espectacular que merece estar en esta crónica. Y es que como vemos en el vídeo, inició un alley-oop que culminó Hunter de forma que hizo levantar a las 7000 almas que estaban en el WiZink Center, una gran afluencia de público teniendo en cuenta que coincidió con la final del Mundial de Clubes.

Finalmente, y en gran medida gracias al 18/29 en triples de los locales, el Real Madrid noqueó al Obradoiro por 106-59 y se despide del Palacio de los Deportes para lo que queda de año en Liga Endesa.