Exigente fin de año en Belgrado y Estambul

  • El Real Madrid está cerrando el año en la liga europea de la mejor manera, para empezar el próximo con nuevos retos y oportunidades 

FOTO: Real Madrid 


Tras la rotunda victoria del Real Madrid ante el Brose en Euroleague (95-72), los blancos acaban el año de la mejor manera posible. A pesar de que la temporada se presentaba complicada por un calendario bastante apretado (han llegado a tener cinco partidos en diez días) los hombres de Pablo Laso han llevado la competición europea, combinándola con la Liga Endesa, más que bien.
No es que sean líderes, pero ocupan la segunda posición en Euroliga, por debajo de su eterno rival europeo el CSKA Moscow, con los que tendrán que medirse próximamente. En las trece jornadas ya celebradas los blancos han ganado nueve de los trece partidos disputados. Solo han caído vencidos en cuatro ocasiones: Baskonia (87-91), CSKA Moscow(91-90), Fenerbahçe (78-77) y Darassufaka (81-68).

Pero la temporada todavía no ha acabado para el Madrid. Aún le quedan muchos rivales complicados, pues no han hecho más que sufrir para poder llevarse todas las victorias que han cosechado. El 2016 acaba bien para la plantilla blanca, aunque todavía no se cierra el año. Aún quedan dos partidos: Estrella Roja (22 de diciembre, 19h) y Andalou Efes (jueves 29, 18:00h).

El próximo año, ya en 2017, las cosas se presentan de otra forma. Nada más estrenar la Euroliga con el nuevo año se verán las caras con el número uno de la clasificación: CSKA Moscow (viernes 6 de enero, 21:00h), equipo que tanto hace sufrir al Madrid en cada partido. Con este encuentro se sumara 41 veces ya que se han enfrentado. El balance es favorable para los rusos (16-24), aunque el marcador siempre ha estado bastante reñido, como la última vez que se midieron que fue tan solo por un punto (91-90).

Otro partido será frente al Maccabi Tel Aviv (viernes 13 de enero, 21:00h), equipo con el que ya se enfrentaron al principio de la competición (en la segunda jornada) y les vencieron por 82-89, aunque las cosas no fueron tampoco fáciles. El Madrid tuvo que demostrar su capacidad de reacción para conseguir un triunfo prestigioso. Así que, si los hombres de Laso quieren llevarse la victoria sin ningún tipo de sustos deberán empezar el encuentro con las pilas bien cargadas.

Pero todavía hay más, y es que vuelven a verse las caras con el Zalgiris Kaunas (viernes 20 de enero, 18:00h), a los que también consiguieron vencer, pero una vez más de manera sufrida. Porque ningún partido es fácil en esta competición tan reñida. Aunque hay algunos equipos que son más peligrosos que otros para los blancos. Sus eternos rivales CSKA y Moscow son los más temidos por los madridistas, aunque ningún partido es difícil para esta plantilla tan completa.

Aunque, Pablo Laso deberá recuperar la plantilla al completo si quiere empezar bien el año y clasificarse directamente a los Play off. Hasta día de hoy, frente al Brose ha tenido la baja de Randolph al que todavía no se atreve a forzar, y Maciulis. Aunque también ha tenido problemas con Thompkins, con el que ya ha podido contar, y los imprescindibles Llull y Rudy.

Así pues, aunque el Real Madrid vaya bastante bien en la clasificación, deberá enchufarse bastante y seguir el buen ritmo. Los próximos rivales serán difíciles, como todos los que están en la clasificación, pero el conjunto blanco nunca se ha rendido y ha luchado hasta el final.