Modric y Lucas guían al Madrid hacia la final

  • El Real Madrid se mete en la final del Mundial de Clubes tras vencer al Club América de México (0-2) . Excelso encuentro de Luka Modric, con el timón del equipo. Lucas Vázquez un puñal en la banda. Benzema y Cristiano los goleadores. El VAR, nuevo, con polémica.

FOTO: Getty

 El Madrid hizo sus deberes y no dio lugar a la sorpresa en Yokohama. Buena parte del mérito lo tienen Luka Modric y Lucas Vázquez. La doble L lideró al Madrid y le dio juego ante un aguerrido América que planteó un partido bronco y tosco.

Buscaba el Real Madrid de Zinedine Zidane meterse en la final del Mundial de Clubes. Para ello debía derrotar al América de México. El técnico galo no quería sorpresas en el marcador, tal y como sucedió en la otra semifinal, y sacaba en liza el llamado once de ‘gala’, el 11 que gobernó Europa en Milán salvo los lesionados (Ramos, Pepe y Bale). En el once de los mexicanos se colaban 5 defensores ¡sí, 5! (aunque fueron 11) Volcados completamente en la línea defensiva y a esperar los contragolpes. Era la consigna de La Volpe, desde el inicio así se lo hizo saber a los blancos – hoy con la equipación negra -.


Tardó en activarse el Real Madrid sobre el césped. Asumían dominio los blancos en el centro del campo aunque demostraban incomodidad por la presión de los ‘águilas’. Lucas Vázquez, sin duda uno de los jugadores del encuentro, lo probó de volea en primera instancia. Poco a poco crecía el fútbol de los madridistas.

Cristiano Ronaldo tuvo dos claras oportunidades para anotar su ansiado gol 100 en competiciones internacionales de clubes. El luso debió de esperar al último momento para hacerlo posible. En fuera de juego le anularon un poste y seguidamente la volvió a estampar en el palo con la cabeza – tras un centro soberbio de Lucas Vázquez. Modric (empecemos a hablar del croata) tomó el mando del encuentro y repartió e impartió una verdadera clase de fútbol – le valió para ser MVP del partido – para el deleite del aficionado presente en Japón. Luka Modric juega a otra cosa…

Benzema y Cristiano se cambiaban los roles. El portugués que actuaba de 9 tenía en sus botas todos los balones de ataque en la zona defensiva del América. Ellos, a lo suyo, eso sí cuando tenían contragolpes daban sensación de peligro. Bien lo puede asegurar Keylor en una intentona de W.Da Silva que casi le sorprende en el bote. Tardó mucho en llegar el primero del Madrid, pero llegó al filo del descanso. En el +46, Benzema, tras pase de Kroos definía como mandan los ‘cánones’ del fútbol. Maestría pura entre el germano y el francés en una jugada elaborada de los ‘merengues’. Con el 0-1 se llegó al descanso. Polémicas a parte de si Benzema había marcado en el 46:06, el árbitro es quién manda y su reloj dijo que entraba en el tiempo reglamentario el gol de Karim.

En el segundo tiempo se vio poco fútbol y pocas ocasiones de gol. El Madrid dominando completamente todas las facetas del juego y con sus oportunidades, escasas, pero oportunidades de gol. Cristiano gustándose entre el ‘oh’ que exclamaban los japoneses presentes a la exhibición de recursos del jugador luso. Modric tuvo una oportunidad de chilena, también la gozó Cristiano. Mucha área pero poco rédito. 0-1 y resultado peligroso para embocar el tramo final del encuentro. Morata, recién ingresado al campo, tuvo en sus botas el gol en el 88’ tras muchos minutos sin ocasiones. El América seguía agazapado y sólo buscaba balones llovidos a Peralta que no iban a ninguna parte.


Hasta en el 93’ no llegó la sentencia. Fue Cristiano Ronaldo y también fue del VAR. Más conocido como ‘Videoarbitraje’. En la jugada no cabía la polémica. El árbitro en primera instancia señaló fuera de juego en el gol de Cristiano – ni por asomo existía – y lo anuló. Le chivaron en la repetición de que no era fuera de juego y lo dio válido. La confusión fue máxima y ni los propios jugadores sabían si valía ese 0-2… Un espectáculo indigno a las alturas del siglo XI con la tecnología que se tiene. Cristiano y el Madrid se lo tomaron a guasa, finalmente el 0-2 valió y el Madrid estará en la gran final del Mundial de Clubes ante el Kashima Antlers. Será dentro de dos días, ahora toca seguir aclimatándose a las adversidades del clima, viaje y horario, y el Madrid, tras sumar su 36 partido invicto, buscará el tercer título de la era Zidane en un 2016 inolvidable para el madridismo.