¡¡Pentacampeones del mundo!!

  • El equipo más laureado de la historia del fútbol. Quinto Mundial de Clubes tras un partido de lo más extraño. Resolvió Cristiano Ronaldo con un hath trick en la prórroga. Benzema dio una clase mundial sobre el terreno de juego.



 El Real Madrid es un equipo impredecible – a la par que divertido en algunos momentos de imprecisión – contra todo pronóstico llevó el encuentro hasta la prórroga y consiguió un hito histórico como y cuando quiso. Cierra el telón al 2016 y es pentacampeón del mundo superando al Milán en copas intercontinentales. Mérito al gran partido del Kashima Antlers, sin duda alguna.

Maravilloso año para Zinedine Zidane. Ya son 37 partidos sin perder. A hombros de un Cristiano Ronaldo pletórico que termina el 2016 en lo más alto. El Real Madrid no estuvo exento de sufrimiento en Yokohama. Para reinar el mundo se debía de sufrir y vaya que si se sufrió… Las mejores películas de Hitchcock se quedarían cortas con el 'thriller' que rodó el Madrid en tierras asiáticas.


El Kashima Antlers estaba ante el encuentro de su vida. Los japoneses lo dieron todo y más sobre el césped y casi salen triunfadores del Estadio Internacional de Yokohama. Hasta llegó a ponerse por delante y voltear el marcador para forzar la prórroga. Karim Benzema y el Madrid se las prometían felices desde el inicio de encuentro. Un gol fácil y que daba el 1-0 tras un mal rechace del portero nipón. En el 9’ marcó el francés y dio la tranquilidad al Madrid.

Un gol de Benzema y esa sensación de ir ganando 8-0… Algo a corregir y para hacer autocrítica. Y con esas, el equipo nipón se lo creyó y dio un gran susto al aficionado del Real Madrid. En el 44’ un gol doloroso de Shibasaki tras una mala salida de los centrales ponía el empate.  Una primera mitad que resaltó por la gran siesta de los blancos sobre la hierba de Yokohama.


En el minuto 52 de partido y cuando el Madrid empezaba a apretar en ataque y descuidar la defensa llegó la remontada de los de Masatada Ishii. Shibasaki ‘a lo Oliver Benji’, en uno de esos capítulos eternos que terminaban y empezaban en una ocasión de peligro, se colaba en la zaga ‘merengue’ y batía por abajo a Keylor Navas. 1-2. El propio aficionado a los de Japón no se lo creía y se frotaba los ojos a lo visto en el campo. Una dura ‘cornamenta’ al campeón de Europa – haciendo alusión a su apodo – y de la que sin duda debía de reponerse.

Muchos se reían jocosamente de Cristiano Ronaldo e incluso pedían su cambio. Graso error. El luso siempre que esté bien debe de jugar. Sólo él se encargó de plantar la bandera en el trofeo y coronar al Madrid como campeón del mundo. Primero de penalti – una pena máxima sin discusión alguna sobre Lucas Vázquez – y ya posteriormente en el tiempo extra.

FOTO: Real Madrid


Pudo marcar mucho ante el equipo madridista, pero también el japonés. Keylor evitaba males mayores y el Madrid, por momentos, firmaba la prórroga. Y allí llegó la sentencia. Obra y gracia de Cristiano Ronaldo. El luso con un doblete en la prórroga completaba su hath trick y coronaba al Madrid como rey del mundo y del universo. Finaliza un 2016 excelso de la mejor forma, siendo campeón en Japón. Tercer título de la era Zidane ¡y pentacampeones del mundo! Se dice pronto…



Ficha técnica


Real Madrid 4: Keylor Navas; Carvajal, Ramos (Nacho 107’), Varane, Marcelo; Kroos, Casemiro, Modric (Kovacic 105’); Lucas (Isco 82’), Cristiano (Morata 112’) y Benzema

Kashima Antlers 2: Sogahata; Nishi, Nakamura, Shoji, Yamamoto; Endo (Ito 102’), Ogasawara (Fabricio 67’), Nagaki, Shibasaki; Doi (Suzuki 88’) y Kanazaki

Goles: 1-0 Benzema (9’), 1-1 Shibasaki (44’), 1-2 Shibasaki (52’), 2-2 Cristiano (p.60’) 3-2 Cristiano (98’), 4-2 Cristiano (104’)

Árbitro: Janny Sikazwe (ZAM). Amonestó a Ramos, Yamamoto, Casemiro, Carvajal

Estadio: Internacional de Yokohama.