Ramos saca el orgullo del líder y enmudece Barcelona

  • Ramos en el 90’ salva el Clásico y mantiene al Real Madrid con seis puntos por encima del Barcelona. El de Camas, con coraje, remató a Ter Stegen y enmudeció al Camp Nou. Para Zidane ya son 33 partidos sin perder de forma consecutiva.

FOTO: LaLiga

 El Clásico tuvo su recuerdo para el Chapecoense. Del minuto emocional, con ambos equipos mezclados, se pasó a la batalla en cuestión de segundos. Una batalla con Clos Gómez erigéndose de protagonista en la primera mitad. Tres penaltis ¡tres! Le perdonó al Barcelona. En el seno blanco se puede estar descontento con la actuación del colegiado aragonés que ya en el primer minuto se había ‘tragado’ un penalti clarísimo de Mascherano a Lucas Vázquez, otro del mismo defensor argentino a Cristiano y una mano de Rakitic que protestó hasta Gerard Piqué. El Barcelona pidió varias manos, pero lo cierto es que sólo fue mano una acción de Carvajal la cual el colegiado no decretó como pena máxima –tal vez por vergüenza – en favor del equipo azulgrana.

En lo que se refiere a oportunidades las gozó el cuadro de Zinedine Zidane por medio de Cristiano Ronaldo de forma más clara. Lo cierto es que el Madrid arrinconó a los culés y Luis Enrique se llevó un buen repaso en la primera mitad. Luka Modric e Isco Alarcón impartían una clase de fútbol en el césped del Camp Nou y el aficionado barcelonista pedía la entrada de Andrés Iniesta en la segunda mitad.


Tanto el técnico asturiano, como el francés, sacaron en liza a los mismos once jugadores en el inicio de la segunda parte. Con una jugada ‘calcada’ a la del último Clásico disputado en la Ciudad Condal arrancó el periodo, Cristiano Ronaldo. Buen control con el pecho, aunque eso sí, su disparo lo mandó al cuarto anfiteatro cuando sólo le faltaba batir a Ter Stegen.

En la siguiente jugada llegó el gol del Barcelona. De la única manera que podía marcar y adelantarse a los ‘merengues’. Por medio de Luis Suárez y en una acción aislada. Y dicho y hecho, en un buen centro de Neymar encontró petróleo con el uruguayo viendo portería y batiendo a Keylor Navas. Por cierto, la posición de Suárez, cuanto menos dudosa en el 1-0. El equipo azulgrana con el gol se creció y vio opciones reales de ganar el partido.


El derroche físico de los blancos hacia mella y ya con Casemiro y Asensio en el campo quemaba naves para intentar buscar a la desesperada el empate. La tuvo Neymar en un mano a mano que no encontró portería y más clara fue la ocasión de Messi que falló ante Keylor al cruzar en exceso su disparo. Acto seguido Zidane sacó a Mariano y el Madrid se volcó al ataque. El final ya lo saben. Un final ‘made in’ Real Madrid. Con Ramos por bandera liderando el orgullo madridista. Un cabezazo inapelable que Ter Stegen sólo se lo pudo mirar y que dejó mudo al Camp Nou y a toda Barcelona y aficionado barcelonista. A 6 se mantiene el Real Madrid en lo más alto de la tabla y con Zidane ya alzando su trigésimotercer encuentro consecutivo sin perder y ‘tocándole’ ya los talones a Benhakker (34) eso ya será la próxima semana.