¡Viva la madre que parió a Sergio Ramos!

  • Otra vez Sergio Ramos. El de Camas salvó al Real Madrid de un desastre. Mariano puso la primera piedra de la remontada, tras la estocada de Joselu. Los blancos baten el récord de Beenhakker y se van a Japón con seis puntos de ventaja.
FOTO: Real Madrid


Érase una vez un hombre llamado Sergio Ramos, de apodo ‘’milagro’’, que empezó a forjar su leyenda en Lisboa, Milán y Trondheim. Actuaciones como la de Barcelona y la vivida en el Bernabéu ante el Deportivo la refuerzan. Leyenda pura del madridismo: Don Sergio Ramos. En el 92’ volvió la locura al coliseo blanco, con un gol de pura raza. Pura raza vikinga. Pura raza de liderato.

35 partidos invicto. El Real Madrid de Zinedine Zidane se debe de disfrutar. Termina LaLiga en 2016 en lo más alto y ahora va lanzado a por la conquista del Mundo en Japón. La mejor marca en más de 100 años de historia la tiene Don Zinedine Zidane, y por tenerla la tiene el grupo. Una verdadera plantilla de lujo que hace del fútbol algo más que un deporte.

Ser madridista es ser lo disfrutado ante el Deportivo de la Coruña. Luchar hasta el final y hasta que pita el colegiado. Superarte ante las adversidades y ser el mejor equipo de Europa por mérito propio. Los madridistas se han propuesto ganar LaLiga este año y la tienen cerca, si siguen el camino, con seis puntos de ventaja por encima del segundo.

FOTO: Agencias


En lo que se refiere a fútbol, el choque ante los coruñeses ha sido de lo más extraño. Con el Real Madrid pensando casi con los cinco sentidos en Japón – la convocatoria lo afirma- dando la sensación de relajación máxima y de tener el partido ganado casi sin jugar. El fútbol es esto. Se debe de jugar antes de poder sumar. El equipo de Garitano, bien plantado en todo momento, remontó el encuentro y puso en aprietos al Real Madrid durante más de 80 minutos.

La primera mitad, prácticamente de forma completa, podría haberse jugado sin porteros ya que escasearon las ocasiones y los goles. Sólo James en un mano a mano pudo batir a Tyton y pocos minutos después Celso Borges mandó al poste un remate de cabeza que pudo haber batido a Keylor. Lo demás fue centrocampismo puro, la alineación propuesta invitaba a ello, y sólo Asensio e Isco resaltaban en el verde.

La cosa cambió en el segundo tiempo con el gol de Morata. A lo Van Nistelrooy, a la media vuelta, un gol de ariete puro que la puso en un lugar imposible desde fuera del área. Un latigazo de gran delantero centro y que apaciguaba los nervios ‘’tempraneros’’ de la grada madridista. Zidane desde el banquillo, y sabedor del ‘tajo’, pedía calma a los aficionados ‘merengues’.


El partido, posteriormente, se enmarañó y entró en una dinámica de relajación –como bien hemos señalado anteriormente – para el Madrid que pensaba ya en el Mundial de Clubes y sin parte de sus mejores jugadores en el césped.  Y cosas de la vida, un ex de la casa ponía patas arriba el Bernabéu volteando el 1-0 de Morata en sólo 2 minutos. 2 chipazos, 2 goles, 2 faltas de concentración clave. Esos dos errores hacían vestir al Madrid con su traje de épica, en el ‘pan de cada día’ cuando se le complica la vida a los blancos.

Y fue Mariano primero quién remató con el alma. Con el hombro y con lo que haga falta. El delantero dominicano-español embocó a gol un centro y lo luchó hasta el final para hacer creer al madridismo de que era posible. Y marcó el 3-2, ¿quién si no? don Sergio Ramos. Con la cabeza. Con el corazón. Con el orgullo del líder. ¡Oh capitán, mi capitán! 

Ficha técnica:

Real Madrid 3: Navas, Danilo (Marcelo 80’), Nacho, Pepe, Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Isco (Mariano 72’), James, Asensio (Lucas 62’) y Morata
Deportivo 2: Tyton; Juanfran, Albentosa, Sidnei, Navarro; Guilherme, Borges; Carles Gil, Emre Çolak (Joselu 58’), Babel y Andone (Mosquera 73’).
Goles: 1-0 Morata (50’), 1-1 Joselu (62’), 1-2 Joselu (65’), 2-2 Mariano (84’), 3-2 Ramos (91’)
Árbitro: Jaime Latre. Amonestó a Borges, Babel, Albentosa, Keylor Navas, Ramos
Estadio: Santiago Bernabéu.