A por la victoria en un ambiente caldeado

  • El Real Madrid se enfrenta mañana de nuevo al Sevilla en el Sánchez-Pizjuán con la intención de seguir alargando su récord de partidos invicto





FOTO: Real Madrid


Sergio Ramos tendrá que volver al Sánchez-Pizjuán tan solo tres días después de los hechos vividos el jueves pasado en el partido de vuelta de octavos de final de la Copa del Rey, donde el capitán blanco recibió insultos por parte de los Biris y, tras lanzar y anotar un penalti a lo Panenka, les respondió señalándose el nombre en la camiseta. Se espera un ambiente caldeado para el Real Madrid, y especialmente para Ramos.

Con este partido, el Madrid intentará distanciarse del Sevilla en Liga, que está segundo con 36 puntos, a cuatro de los blancos, aunque estos tienen un partido menos. Para esta ocasión, Zidane no podrá contar con Isco ni James, que acusan problemas físicos.

Los sevillistas intentarán cobrarse la venganza de la eliminatoria de la Copa del Rey y repetir el resultado de la temporada pasada, encuentro que los andaluces ganaron a los madridistas por 3-2. Todo parece indicar que Mariano Ferreira, Steven N'Zonzi y Franco Vázquez, tres de los indiscutibles de Sampaoli, regresarán al once tras no estar ni siquiera convocados para la Copa.