Escenario nuevo pero mismo objetivo


  • Los blancos tendrán que volver a la senda de victorias tras las dos derrotas ante el Sevilla y el Celta




FOTO: Agencias

El Real Madrid buscará en el Santiago Bernabéu volver a degustar el sabor de la victoria ante el Málaga tras un pequeño bache sufrido ante el Sevilla y el Celta y mantener, así, el liderato –aunque los blancos aún tienen un partido aplazado por jugar–.

Es la primera vez que Zidane ha vivido dos derrotas consecutivas, de forma que el francés se encuentra en un escenario nuevo para él. Aun así, hay que recordar que la temporada pasada, cuando el Madrid también sufrió un bache –así es como les gusta llamarlo a los que hacen que enseguida salten las alarmas– tras empatar a cero en La Rosaleda y perder ante el Atlético el derbi, reaccionó con doce victorias consecutivas.

Jugadores como Keylor Navas o Danilo serán mirados con lupa, sobre todo este último, que tiene que conseguir que la afición no eche de menos al lesionado Carvajal. El entrenador blanco, por su parte, ya ha dejado claro en rueda de prensa que confía totalmente en el brasileño. 

El Málaga se encuentra en una situación bastante complicada, ya que la entrada en el banquillo de Marcelo Romero por Juande Ramos no ha terminado de cuajar y el equipo aún no ha ganado en este 2017, pero esperan poder aprovecharse del pequeño bajón por el que ha pasado el equipo blanco esta semana. Los andaluces acumulan tres derrotas consecutivas en LaLiga Santander (las dos últimas con su nuevo entrenador) y ha sumado dos puntos de los últimos 15 posibles. Además, fueron eliminados de la Copa del Rey por el CórdobaEl 'Gato' Romero tendrá las bajas de Sandro, lesionado ante la Real Sociedad, y de Diego Llorente, que no podrá jugar por la "cláusula del miedo".

El Real Madrid deberá entrar al partido con la máxima intensidad y concentración para conseguir una victoria que le permita seguir líder en solitario en el campeonato nacional.