La relación entre Ramos y el Sevilla se enfría

  • Lo sucedido este jueves en el partido de Copa del Rey en el Pizjuán vuelve a desgastar la relación entre el club andaluz y el capitán del Real Madrid

FOTO: Marca
La directiva del Sevilla lleva años intentando que a Sergio Ramos le reciban en el Pizjuán como se merece, y no con insultos como ya viene siendo habitual por parte del sector ultra. De hecho, antes de un amistoso de la Selección Española en el Sánchez Pizjuán, Sergio Ramos fue homenajeado por el club andaluz y el capitán blanco siempre ha seguido acordándose del Sevilla, la que fue su casa. 

Pero la noche del jueves todo cambió. Los Biris, por su parte, decidieron no animar durante el encuentro porque se les negó el poder introducir en el estadio sus banderas, pancartas y megáfonos, y por esta no hubo cánticos organizados durante la mayor parte del encuentro. La decisión de Ramos de tirar en penalti, la forma de ejecutarlo y el gesto posterior hizo que esta parte de la afición sevillista se encendiera.

Desde el Sevilla creen que estos hechos han tirado por tierra los intentos de normalizar la situación entre Ramos y la afición del club. Seguramente, el capitán del Real Madrid volverá a ser recibido con un ambiente hostil.